Safranbolu, una ciudad turca con casas otomanas de ensueño donde abunda el 'oro rojo'

Safranbolu, una ciudad turca con casas otomanas de ensueño donde abunda el 'oro rojo'
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Cinzia Rizzi
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Safranbolu es una ciudad muy bien conservada al norte de Turquía. Descubriremos su rica historia, desvelaremos los secretos de la especia de la que recibe su nombre y aprenderemos más sobre uno de los barrancos más profundos del mundo.

PUBLICIDAD

En este episodio de 'Explore Türkiye', la presentadora de 'Euronews' Cinzia Rizzi visita el fantástico norte del país. Se encuentra en Safranbolu, una "ciudad museo" con casas típicas otomanas. Gracias a sus Valores Universales Excepcionales, la ciudad se incluyó en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1994.

Al pasear por las calles de Safranbolu es fácil sentirse como en un cuento de hadas, pues las casas, que empezaron a construirse a principios del siglo XVIII, se conservan en muy buen estado. En el Cinci Han, que ahora es un hotel, solían alojarse comerciantes de la ruta de la seda. Por su parte, el hammam Cinci Hamamı les permitía relajarse.

El origen del nombre de Safranbolu procede del azafrán, que es una de las especias más caras del mundo. Actualmente, hay unos 30 agricultores que cultivan la variedad de azafrán Safranbolu Safranı, que hace poco ha recibido el reconocimiento de indicación geográfica de la Unión Europea. Cinzia visita una finca familiar para aprender más sobre el conocido como 'oro rojo', que se puede utilizar tanto para cocinar como para tintes, cosméticos y fármacos.

En esta región turca, la naturaleza también tiene su importancia gracias a una serie de barrancos impresionantes. En el distrito de Kastamonu, a unos 100 km de Safranbolu, se encuentra uno de los barrancos más profundos del mundo: el barranco de Valla, que se extiende 12 km hacia el norte y cuyas paredes rocosas alcanzan alturas de hasta 1.200 m. Una vez te adentras en el barranco, la única forma de salir es cruzarlo hasta llegar al final.

Compartir esta noticia

Noticias relacionadas

Turquía: Elecciones municipales en proceso