EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Kupari, un lugar de ensueño en Croacia, hecho escombros tras la guerra

Screenshot
Screenshot Derechos de autor Screenshot
Derechos de autor Screenshot
Por Angela Symons con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Una de las regiones más destacadas de la antigua Yugoslavia es, sin duda, Kupari. Sin embargo, el paso de la guerra y el tiempo ha hecho que nos encontremos con joyas como este resort completamente abandonado.

PUBLICIDAD

Antaño un lugar de vacaciones de visita obligada, ahora los restos de una zona de guerra: en su apogeo en los años sesenta, Kupari, en la antigua Yugoslavia, era apreciada no sólo por la extraordinaria belleza de su playa, sino también por su arquitectura modernista.

El complejo vacacional está situado a sólo 15 minutos en coche al sur de la ciudad medieval de Dubrovnik, en Croacia.

Se construyó en una época en que las empresas estatales y el gobierno de la Yugoslavia comunista construían complejos vacacionales para sus trabajadores a lo largo de la costa adriática.

Aclamado en su momento como uno de los grandes proyectos de construcción más importantes, Kupari comenzó después de que se nacionalizara un pequeño hotel que había allí antes de la guerra.

Las fuerzas armadas yugoslavas decidieron seguir ampliando el complejo para ofrecer un lugar de recreo a los militares.

La joya principal de todo el complejo era el Hotel Pelegrin, un vasto edificio modernista con más de 400 habitaciones, construido en 1963. Se basó en los planos de un prometedor arquitecto bosnio de 32 años, David Finci.

Casi de inmediato fue aclamado como una estructura icónica, admirada por su fachada futurista y sus hileras de balcones de hormigón y revestimiento de piedra con vistas al Adriático.

Finci emigró a Estados Unidos en 1966 y pasó el resto de su vida y su carrera profesional construyendo estadios deportivos para universidades.

De vuelta a Croacia, con los años se añadieron varios hoteles y edificios más, y el exclusivo complejo acabó ocupando una gran superficie capaz de alojar a 1.600 veraneantes y a otros 4.000 huéspedes en un camping cercano.

El Hotel Pelegrin, creado por el arquitecto Finci, apareció en las portadas de las revistas de arquitectura cuando se construyó y en su momento sorprendió tanto a los expertos como al público en general
Boris Vidakovic
Historiador de arquitectura

El historiador de la arquitectura Boris Vidakovic dice que es difícil apreciar ahora la importancia que había adquirido la zona.

El edificio es uno de los pioneros que inauguraron una nueva generación, un nuevo tipo de proyectos costeros.

"Fue increíble ver cómo un arquitecto tan joven, con tanta confianza, conseguía crear un hotel tan original y de aspecto tan icónico. Incluso en su estado actual de deterioro, sigue pareciendo monumental, icónico y reconocible".

¿Qué causó la caída del Kupari?

Según Vidakovic, no fue sólo la guerra de los Balcanes lo que acabó con los días de gloria del complejo, sino que había perdido su brillo y atractivo anteriores.

"Desgraciadamente, aunque el hotel sufrió daños durante la guerra (en los años 90), su estado actual es principalmente el resultado de la decadencia de los últimos 20 años aproximadamente. Cuando perdió su función principal, quedó en desuso y dejó de recibir mantenimiento, el edificio se pudrió. No hay nadie que lo controle, nadie que controle o vigile lo que ocurre con él, así que año tras año su estado de deterioro no hace más que empeorar", afirma.

Aunque los hoteles de Kupari no estuvieron abiertos al público hasta la década de 1980, las instalaciones del complejo estaban abiertas a los lugareños en invierno, por lo que generaciones de niños de la cercana Dubrovnik pasaron gran parte de su infancia practicando deportes en las pistas cubiertas y piscinas del complejo, que incluían desde baloncesto hasta waterpolo, un deporte muy popular en el sur de Croacia.

Es una época que Edin Brajovic recuerda bien, ya que pasó su infancia en Kupari.

"Me resulta difícil hablar de ello, porque aquí pasé mi juventud. Estaba hablando de ello con un amigo, y recordaba cómo mi abuelo, que era oficial en la reserva del ejército, tenía derecho a alojarse en el Hotel Kupari, que está allí, durante el invierno, todos los años. Tenía piscinas, bolera y tenis de mesa. También deportes de interior, como baloncesto y fútbol. Yo mismo me entrené aquí de niño, en muchos deportes, como kárate, ballet, tenis de mesa, natación. Incluso waterpolo: el club de waterpolo GOSK Jug de Dubrovnik solía entrenar aquí en invierno", dice Brajovic.

A principios de los noventa, durante la violenta desintegración de Yugoslavia, el complejo fue saqueado, bombardeado e incendiado por las fuerzas yugoslavas cuando se retiraron de la zona, adelantándose al avance del ejército croata.

PUBLICIDAD

¿Podría Kupari volver a ser un lugar de vacaciones?

Aunque el complejo fue heredado por el ejército croata, que aún explota una pequeña parte, el gobierno recuperó la mayor parte en la década de 2000. Intentó sin éxito reurbanizar la zona y salvar el emblemático Hotel Pelegrin.

En mayo de 2022, una empresa hotelera con sede en Singapur, que gestiona decenas de hoteles de lujo en todo el mundo, se hizo cargo de un proyecto de reurbanización respaldado por un multimillonario ruso que llevaba en marcha desde 2015.

Según las autoridades locales, el nuevo plan consiste en reconstruir y abrir un nuevo complejo turístico en 2025.

Dos décadas después de su abandono, los edificios y gran parte de las 15 hectáreas del complejo no son más que la cáscara de lo que fueron, maltratados por el tiempo, saqueados por los cazadores de recuerdos y abandonados a su suerte.

En la actualidad, los lugareños visitan a menudo el lugar y pasean entre los restos de hormigón de la historia para reflexionar sobre los tiempos felices y lo que podría haber sido. Los visitantes extranjeros utilizan Kupari como telón de fondo único.

PUBLICIDAD

Es una escena postapocalíptica para una nueva generación, ideal para grabar vídeos virales de la decadencia urbana con vistas a las cristalinas aguas azules del Adriático.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Serbia conmemora los 25 años del bombardeo de la OTAN sobre Yugoslavia

Croacia | Un tour para conocer al 'mariscal Tito', presidente de la antigua Yugoslavia

Un pueblo suizo masificado estudia cobrar una entrada al estilo de Venecia a los visitantes que lleguen en coche