Vladimir Putin descarta un nuevo escenario de Guerra Fría

Vladimir Putin descarta un nuevo escenario de Guerra Fría
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
PUBLICIDAD

El presidente ruso ha asegurado que a Occidente no le gusta una Rusia fuerte que defiende sus intereses y ha acusado a los países occidentales de emplear un doble rasero en su política hacia Moscú.

Tensiones que, sin embargo, no van a llevar a Rusia a aislarse del mundo.

“Entendemos el daño que nos causaría un telón de acero. Nosotros y otros países hemos tenido períodos en los que intentamos aislarnos del resto del mundo y lo pagamos caro porque provocó degradación y destrucción. Definitivamente no vamos por ese camino y nadie va construir un muro alrededor de nosotros. Eso es imposible”, asegura Putin.

Un debate que también se ha abierto en la Conferencia de seguridad de Halifax en Canadá, donde cada año líderes políticos y militares de todo el mundo se reúnen para discutir sobre nuevas amenazas globales.

Algunos países bálticos han expresado su preocupación sobre una posible invasión rusa. No es el caso de Estonia.

“Somos democracias liberales fuertes, formamos parte de la Unión Europea y de la OTAN. La amenaza de Rusia desapareció en 1991 y ni siquiera durante el período soviético cabía en nuestro país”, señala el presidente estonio, Hendrik Ilves.

Con la crisis abierta en el este de Ucrania, la OTAN ha subrayado su solidaridad y compromiso para defender y proteger a los Estados bálticos.

“Mientras tanto, las relaciones entre Rusia y la OTAN parecen estar en caída libre. Como la Alianza refuerza su presencia en la Europa Oriental, Rusia sigue negando que busque desestabilizar la región”, concluye nuestra enviada especial, Isabelle Kumar.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

120.000 evacuados por las peores inundaciones en casi un siglo en Rusia y Kazajistán

Más de 300 viviendas inundadas en Rusia solo en la última noche

Las peores inundaciones en décadas obligan a evacuar a miles de personas en Rusia y Kazajistán