EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Viraje prorruso de Turquía

Viraje prorruso de Turquía
Derechos de autor 
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Turquía y Rusia abrirán este martes en San Petersburgo una nueva página en sus relaciones bilaterales.

PUBLICIDAD

Turquía y Rusia abrirán este martes en San Petersburgo una nueva página en sus relaciones bilaterales. La reunión entre Recep Tayip Erdogan y Vladimir Putin marca el final de un periodo de alta tensión entre los dos países tras el derribo por parte de Ankara de un avión de combate ruso cerca de la frontera con Siria el 24 de noviembre.

Inmediatamente después, Moscú amplió sus sanciones contra Turquía, pero tras la tentativa de golpe de Estado, Ankara comenzó a considerar a Rusia como un socio importante, y no sólo desde un punto de vista económico.

Emre Ersen, experto en relaciones ruso-turcas:
“Putin fue uno de los primeros líderes que llamó a Erdogan y ofreció al Ejecutivo turco, al Gobierno elegido democráticamente, su apoyo incondicional contra los golpistas.”

En cambio sus aliados tradicionales, la Unión Europea y Estados Unidos, se mostraron mucho más silenciosos. Funcionarios turcos han criticado que estuvieran más preocupados por la represión posterior al golpe fallido que por la tentativa en sí, mientras que Moscú no parece tan atento como Bruselas a la deriva autoritaria de la presidencia de Erdogan.

Considerados “parias de occidente” por parte de sus opiniones públicas, es indudable que Erdogan y Putin se han acercado considerablemente, pero todavía quedan serias diferencias entre los dos países en crisis como la de Siria, uno de los principales asuntos en la reunión bilateral del martes; mientras Moscú respalda al presidente sirio, Ankara considera su salida indispensable para resolver el conflicto.

El viraje prorruso de Turquía provoca suspicacias y recelo en Bruselas, que mantiene un acuerdo crucial con Turquía sobre los refugiados.

El pasado marzo Ankara se comprometió a frenar el flujo migratorio hacia Grecia a cambio de ayuda financiera, la desaparición del visado para los turcos que viajen a Europa y acelerar las negociaciones de adhesión a la UE. Pero las amenazas que Erdogan repitió el domingo en Estambul sobre la eventual reintroducción de la pena de muerte en Turquía, ponen en jaque el complicado juego de pactos y acuerdos. Atada de manos por la crisis migratoria, y ahora por el acercamiento a Moscú, la Unión Europea se pregunta hasta dónde tendrá que ceder.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Marea roja en Estambul: una enorme multitud arropa a Erdogan en un mitin contra la intentona golpista del 15 de julio

La CPI dicta una órden de detención contra el exministro de Defensa Sergei Shoigu

Hace un año del motín de un mercenario que amenazó brevemente a Putin