EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

La policía de Colonia acusada de racismo por los controles a magrebíes en Nochevieja

La policía de Colonia acusada de racismo por los controles a magrebíes en Nochevieja
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Una polémica se ha desatado en Alemania, donde el Gobierno y las fuerzas de seguridad han tenido que salir a la palestra para defenderse de las acusaciones de…

PUBLICIDAD

Una polémica se ha desatado en Alemania, donde el Gobierno y las fuerzas de seguridad han tenido que salir a la palestra para defenderse de las acusaciones de racismo. El motivo: los controles y las detenciones preventivas realizadas en Nochevieja a cientos de norteafricanos en la ciudad de Colonia.

Pero tal vez lo más polémico fuera un tuit de la policía en el que se utiliza el término “nafris” (por norteafricanos) para referirse a las personas controladas, lo que ha provocado una avalancha de críticas, al considerar que hubo un trato discriminatorio por razones de origen étnico.

#PolizeiNRW#Silvester2016#SicherInKöln: Hundreds of Nafris screened at main railway station. Details follow. https://t.co/VYMQuT6B7upic.twitter.com/LWrtAXAouq

— Polizei NRW K (@polizei_nrw_k) 31 décembre 2016

El jefe de la policía de Colonia se ha visto obligado a comparecer por segunda vez para dar explicaciones. Según Jürgen Mathies, hacia las 7 de la tarde se detectaron en las inmediaciones de la estación central grupos de jóvenes de países del Magreb con un “comportamiento sospechoso” y con una “agresividad creciente”. Mathies explicó que la pauta fue actuar de forma “rápida y consecuente” y que el factor determinante no fue el aspecto, sino el comportamiento de los jóvenes.

En Colonia, esta Nochevieja se deplegaron 1500 agentes, sobre todo en las inmediaciones de la catedral y la estación central, y se realizaron centenares de controles, para evitar el desastre del año pasado, cuando en la ciudad se registraron más de 500 denuncias de abusos sexuales y un número muy importante de robos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Posible caso de racismo en un Starbucks en Filadelfia

La violencia contra los políticos en Alemania casi se ha duplicado en los últimos cinco años

Alemania limita los pagos de prestaciones en efectivo a los solicitantes de asilo