EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

México rechaza las decisiones unilaterales de EEUU sobre inmigración

México rechaza las decisiones unilaterales de EEUU sobre inmigración
Derechos de autor 
Por Luis Carballo con EFE
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Es el titular que esperaba a los dos ministros estadounidenses a su llegada al país vecino, el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el de Seguridad Nacional, John…

PUBLICIDAD

Es el titular que esperaba a los dos ministros estadounidenses a su llegada al país vecino, el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el de Seguridad Nacional, John Kelly. La visita diplomática se produce en un clima de tensión por las decisiones de Donald Trump sobre el muro en la frontera y las deportaciones de migrantes. El titular de Exteriores mexicano, Luis Videgaray, ha declarado que su Gobierno acudirá, si es necesario, a organismos internacionales como la ONU.

Luis Videgaray, Ministro de Asuntos Exteriores de México:

“Quiero dejar claro de la manera más enfática que el Gobierno de México y el pueblo de México no tienen por qué aceptar disposiciones que de manera unilateral un gobierno quiere imponer a otro. Eso no lo vamos a aceptar porque no tenemos porqué hacerlo, no es en el interés de México”

Videgaray sale al paso de las nuevas directivas en Estados Unidos que abren la puerta a una deportación masiva de indocumentados. Lo que cambia en la frontera sur es que antes solo eran devueltos al país los mexicanos y el resto de sin papeles eran enviados a sus diferentes puntos de origen. Ahora, los agentes de aduanas de Estados Unidos podrán deportar a cualquier migrante al país por el que fueron detenidos intentando entrar en Estados Unidos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

México hace historia al elegir a su primera mujer presidenta: Claudia Sheinbaum

Tragedia en México: 9 muertos en un mitin tras desplomarse el escenario

El último debate electoral antes de las presidenciales de México aborda la violencia en el país