EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Comienza la cuenta atrás para la activación del artículo 155

Comienza la cuenta atrás para la activación del artículo 155
Derechos de autor 
Por Euronews
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied
PUBLICIDAD

El Gobierno español se dispone a activar por primera vez en la historia del país el artículo 155 para restablecer el orden constitucional en Cataluña. La decisión cuenta con el apoyo de la oposición socialista y del partido liberal Ciudadanos, suficiente para alcanzar la mayoría absoluta en el Senado. Podemos, la formación de extrema izquierda liderada por Pablo Iglesias, no apoyará a Mariano Rajoy.

El Psoe, que espera una aplicación quirúrgica del artículo, ha especificado que el sábado, cuando se anuncien las medidas adoptadas, determinará si su respaldo es absoluto, relativo y en qué grado.
José Luis Ábalos, secretario de organización del PSOE: “Nuestra visión es que en este anhelo de procurar certidumbre y seguridad, esté claro todo desde el principio. Desde el principio hasta el final. Va a ser una intervención limitada, breve y siempre con el horizonte de restablecer la normalidad democrática, el funcionamiento de las instituticiones y muy particularmente la preservación del autogobierno catalán.

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos: “La aplicación del artículo 155 nos lleva a un territorio inexplorado. Creo que es lo contrario a una solución. Las soluciones deben ser consensuadas, tienen que venir del diálogo. La gente eno va a pensar de una forma diferente en Cataluña porque se aplique el 155”.

La activación del 155 llega después de que Carles Puigdemont respondiese este jueves al requerimiento del Gobierno planteando la posibilidad de declarar la independencia si el Ejecutivo “impide el diálogo”.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Cataluña se invita a Bruselas

Cinco días que convulsionaron España

El corazón de los eslovenos late con Cataluña, pero son situaciones muy diferentes