Última hora

Última hora

Una estatua de José Martí, bálsamo en las relaciones entre Cuba y EEUU

Leyendo ahora:

Una estatua de José Martí, bálsamo en las relaciones entre Cuba y EEUU

Una estatua de José Martí, bálsamo en las relaciones entre Cuba y EEUU
@ Copyright :
REUTERS/Alexandre Meneghini
Tamaño de texto Aa Aa

Con las relaciones bilaterales entre Cuba y la administración estadounidense de Donald Trump en plena crisis, la inauguración de una estatua del héroe de la independencia José Martí, donada por Nueva York, ha conseguido que renazca en La Habana, al menos durante unas horas, un cierto sentimiento de concordia entre los dos países. 

Al acto, presidido por el líder cubano Raúl Castro, no acudió nadie de la embajada estadounidense, pero sí congresistas norteamericanos, representantes de la Alcaldía de Nueva York y del Museo del Bronx, que ha hecho posible que se haga esta obra y se traslade a la isla.

"La emblemática estatua del patriota y autor cubano, José Martí, que se encuentra en Central Park, ha sido una fuente de inspiración y empoderamiento para generaciones de cubanos neoyorquinos -dijo en el acto el representante de la Alcaldía de Nueva York, José Velázquez-. Y hoy, la inauguración de esta reproducción en La Habana, no solo sirve para conmemorar el 165 aniversario del nacimiento de Martí, sino que también asegura que su legado histórico de búsqueda de la independencia sea compartido por las nuevas generaciones ".

La Oficina del Historiador de Nueva York ha trabajado durante más de veinte años para traer a Cuba la reproducción de la imponente escultura de bronce de Martí que se alza en el Central Park. Una obra de 5,63 metros y 8,5 toneladas, cuya realización se ha podido llevar a cabo a las contribuciones de más de cien donantes estadounidenses, cubanos y de otros países.

"Es un momento para reflejar que los cubanos en el exilio, los cubanos aquí, tenemos mucho en común. Y eso empieza con José Martí. Ojalá que hubiera más cubanos en el exilio aquí", dice el exsecretario de Comercio estadounidense Carlos Gutiérrez.

Este ha sido uno de los último actos públicos de Raúl Castro como presidente, antes de que el mandatario deje el poder el próximo mes de abril.