Última hora

Última hora

Al menos 16.000 venezolanos en riesgo de muerte si Maduro no acepta ayuda

Leyendo ahora:

Al menos 16.000 venezolanos en riesgo de muerte si Maduro no acepta ayuda

Al menos 16.000 venezolanos en riesgo de muerte si Maduro no acepta ayuda
Tamaño de texto Aa Aa

La Federación Médica Venezolana (FMV) considera que el estado de la salud en Venezuela es comparable con el holocausto y declaran que los principales hospitales tienen 5% o menos del material necesario para el ejercicio de la atención médica y garantizar la salud de los venezolanos.

Según la Encuesta Nacional de Hospitales 2017, un estudio publicado por la Asociación Médicos por la Salud, el 78% de los hospitales públicos venezolanos tienen escasez de medicamentos y el 75% de material quirúrgico.

“Es una involución, todo va hacia atrás, esto ya lo vivimos antes, se llamaba la edad de piedra y la gente se moría a los 20 años”, cuenta Teresa a Euronews, una médica venezolana que prefiere usar un nombre anónimo. “Las clínicas privadas son las únicas que funcionan, pero aun así también sufren de escasez, es una situación nacional. Las farmacias están vacías, llenan las estanterías de botellas de agua”. 

El regreso de epidemias del pasado

Julio Castro, especialista en Infectología y Medicina Interna en Venezuela dice que medir el estado de la salud en Venezuela desde la perspectiva de los indicadores internacionales "demuestra como todo está por el suelo: mortalidad infantil, mortalidad materna, las epidemias”.

“La crisis tiene diferentes facetas. Una de ellas es el resurgimiento de enfermedades que habían sido erradicadas hace décadas, entre ellas la malaria y la difteria", explica. “Ayer vi un a un niño en el Hospital de Niños J. M. de los Ríos en Caracas que le hicieron un diagnóstico de difteria y falleció. Es una epidemia que está ahora activa, y que se tenía que haber controlado con vacunas". 

"Lo mismo con la malaria”, asegura Castro,  a su juicio otro ejemplo del avance de enfermedades casi erradicadas en Venezuela. "Hubo 400 mil casos de malaria en el 2017, 200 mil en el 2016 y 120 mil el año anterior", enumera. "En los años 80 solo había 1200 casos".

Para Castro, estos números demuestran que el sistema de salud venezolano está completamente deteriorado. 

El gobierno de Venezuela es responsable del suministro del tratamiento antimalárico y la campaña de prevención. Castro dice que los militares distribuyen los medicamentos de la malaria y que "hay un mercado negro, estrechamente relacionado al gobierno porque son ellos quienes lo reparten".

“Mientras tanto el Ministro de Salud del país anuncia jornadas de vacunación contra la malaria y el paludismo cuando es imposible, no existe tal cosa, actualmente no hay ninguna vacuna autorizada contra la malaria”, explica la Dr. Teresa.

Alejandro Rísquez, médico pediatra de Vacuven dijo al periódico venezolano El Nacional en marzo del año pasado que no se tenían cifras reales de cuántas personas estaban siendo vacunadas en los últimos tres años.

¿Dónde está la crisis?

A pesar del criterio de profesionales de salud como los entrevistados por Euronews, el gobierno de Nicolás Maduro no ha reconocido el colapso del sistema sanitario hasta el momento.

La presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez dijo ante una reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en 2017 que la supuesta crisis humanitaria en Venezuela era una "falsaria".

El ministro de Salud de Venezuela, Luis López, aseguró a principios de diciembre del 2017 que no permitiría el ingreso de ayuda humanitaria al país.

“Aquí nadie se arrodilla ante el imperio y mucho menos va a permitir que esta derecha imponga una supuesta ayuda humanitaria cuando nuestro pueblo está siendo atendido por el presidente Nicolás Maduro”, dijo López en Caracas a través del canal estatal VTV.

Situación límite para 16 mil pacientes trasplantados

La Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (CODEVIDA), una asociación civil en defensa del derecho a la salud en Venezuela, emitió un comunicado el 28 de enero donde hace responsable al gobierno de Maduro de la “las muertes y severos daños a la salud y al estado nutricional de los grupos de población más afectados, ocurridas a diario y en creciente aumento durante las próximas semanas, a no ser que cumplan con su obligación de recurrir a los mecanismos de asistencia y cooperación de organismos internacionales, los cuales se encuentran a la espera de respuesta, así como todos los venezolanos en su derecho a exigirlos.”

Francisco Valencia, el director de CODEVIDA, ha expuesto a Euronews la situación que viven los trasplantados en Venezuela.

"El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) es el responsable de distribuir los medicamentos para pacientes en condiciones de salud crónicas.

A partir del 2017, los nueve fármacos con los cuales se evita que un paciente pierda un órgano trasplantado han desaparecido completamente. La situación ha llevado a 30 enfermos renales a estar en proceso de rechazar su riñón, 20 personas ya lo perdieron en dos meses, y 5 han muerto. Nunca había ocurrido algo así”.

“Imagínate pasar tanto tiempo esperando por un órgano, y que cuando por fin lo tienes y empiezas a vivir una vida normal, lo pierdes porque no hay medicamentos”, corrobora Teresa. “En el caso de perder el riñón el paciente tiene que hacerse diálisis. 16 mil personas esperan ser dializadas porque no hay insumos. Si no te dializan mueres, el proceso sustituye la función del riñón".

Ante la desesperación, algunos pacientes optan por tomar medicamentos caducados, otros los ingieren de forma interdiaria o incluso adoptan medidas más extremas, según Francisco: "los trasplantados han tenido que acudir a las perreras y clínicas veterinarias para tomar el medicamento de algún tipo".

“Si en el próximo mes el gobierno no toma acciones inmediatas 16 mil personas están en riesgo de perder su vida”, afirma tajante.

Una respuesta "ancestral" al desabastecimiento

“No entiendo que quiere decir el gobierno venezolano cuando dice que no hay crisis humanitaria, si no les gusta el nombre de crisis humanitaria, que se lo cambien", denuncia también Castro. "Necesitamos urgentemente ayuda para conseguir medicamentos”.

A mediados del pasado mes de enero 2018, Nicolas Maduro, lanzó un nuevo plan de salud para combatir la escasez de medicinas con hierbas y productos naturales.

Denominado "plan de salud ancestral", busca el "rescate de la salud histórica, patrimonial, el conocimiento de las viejitas", dijo Maduro durante un acto público. 

“Yo me estoy curando una tremenda gripe que me pegó empezando el año con manzanilla, sábila, limón y un poquito de miel de abeja", puso como ejemplo durante la presentación. No obstante, según los testimonios recogidos en este artículo, la crisis sanitaria en venezuela no solo afecta a personas resfriadas.