Última hora

Última hora

¿Aprobarán las bases del SPD la gran coalición alemana?

Leyendo ahora:

¿Aprobarán las bases del SPD la gran coalición alemana?

¿Aprobarán las bases del SPD la gran coalición alemana?
Tamaño de texto Aa Aa

Su objetivo es evitar que se reedite la gran coalición en Alemania. A sus 28 años, Kevin Kühnert lidera las juventudes socialdemócratas, conocidas como 'jusos'. Kühnert está haciendo campaña por todo el país para tratar de convencer a los miembros del SPD para que voten 'no' al preacuerdo de gobierno alcanzado entre socialdemócratas y conservadores. Tras meses de negociaciones para formar ejecutivo, los alrededor de 460.000 militantes del SPD deben pronunciarse ahora sobre el pacto con Merkel.

"Nos opusimos a una gran coalición desde el principio y la razón está relacionada con el resultado de las elecciones de septiembre. El SPD y la Unión Cristianodemócrata perdieron el 14 por ciento de sus votos. Creemos que no les corresponde a esos partidos volver a formar una coalición", explica Kevin Kühnert, el líder de las juventudes del SPD.

La campaña ha llevado a Kühnert hasta la Universidad de Gotinga, en el land de Baja Sajonia. Tiene menos de dos semanas para convencer a sus correligionarios. Los 'jusos' abogan por la renovación del SPD desde la oposición, tras años de desgaste. Los más veteranos votarán, salvo sorpresas, a favor de una coalición que alejaría el fantasma de la inestabilidad.

"No recuerdo la última gran coalición como un ejemplo de estabilidad. Al final no eran capaces de tomar decisiones y se bloqueban mutuamente. Incluso algunos proyectos que estaban previstos por el acuerdo de coalición no se llegaron a materializar por falta de consenso entre las partes. Y a mí nadie me ha podido aclarar cómo ahora, pocos meses más tarde, de repente, habrá un gobierno estable y que funcione correctamente", dice Kevin Kühnert, el líder de las juventudes del SPD.

Los defensores de la gran coalición también se están movilizando. En la delegación del SPD de Neukölln en Berlín, el diputado local se está preparando para un debate. Su posición es clara.

"El SPD ya integró en el pasado una gran coalición y luego perdió las elecciones. Por eso, muchos en el partido son escépticos sobre si es una buena decisión entrar de nuevo en el gobierno. Para mí está claro: podemos hacer muchas cosas interesantes por la gente que nos votó. Pero esto podemos conseguirlo únicamente si gobernamos. Por eso, deberíamos hacerlo", opina Fritz Felgentreu, diputado del SPD.

Las encuestas muestran ventaja en el campo del 'sí'. Pero los militantes están divididos y muchos quieren que el SPD pase a la oposición, pese a haber logrado importantes ministerios en las negociaciones.

"Para mí, se trata únicamente del contenido. Por supuesto, los ministerios tendrán una gran influencia sobre cosas que no están en el acuerdo. Pero de lo que puedo opinar ahora mismo es de lo que hay en el acuerdo. Y para mí no es suficiente", señala Myoung-Le Seo, militante del SPD.

"Bueno, ya vimos el resultado de las elecciones tras la gran coalición. Los extremos se han vuelto mucho más fuertes, especialmente la derecha. Tenemos que ver si hay que volver a hacer algo así", reflexiona Marlon Bee, militante del SPD.

"Claro que se puede tener más influencia cuando se está en el gobierno. Aparentemente, estar en la oposición es un asco", señala Robert Parzer, militante del SPD.

La decisión de la militancia del SPD tiene en vilo no sólo a Alemania sino también a los líderes europeos, que esperan una rápida resolución de la situación, casi cinco meses después de las elecciones.

"El resultado de la votación de los miembros del SPD se anunciará el 4 de marzo. Si es un 'sí', Angela Merkel empezará su cuarto mandato como canciller diez días más tarde. En caso contrario, Alemania, probablemente, irá a las urnas de nuevo y Europa afrontará más incertidumbre", señala el corresponsal de euronews Jona Källgren.