Última hora

Última hora

La resignación de los italianos residentes en el extranjero

Leyendo ahora:

La resignación de los italianos residentes en el extranjero

La resignación de los italianos residentes en el extranjero
Tamaño de texto Aa Aa

Los italianos que residen en Bruselas esperan con resignación el resultado de las elecciones del domingo.

Saben que la inestabilidad política está prácticamente garantizada. Y piensan que eso difícilmente aumenta sus posibilidades de regresar.

Giorgia ha abierto un bar en la capital belga, muy frecuentado por la comunidad internacional.

"Me gusta volver a casa, ir durante las vacaciones, visitar a mi familia, pero estoy bien aqui. Abrir un negocio como este en Italia hubiese sido mucho más difícil que aqui en Bélgica", explica Giorgia Giordano, propietaria del bar “Ci Piace”.

El paro y la deuda pública están frenando el crecimiento del país, que ofrece pocas oportunidades. "Tener un futuro en Italia en este momento es imposible", explica Riccardo de Angelis, un radiólogo italiano residente en Bruselas. "Muchos colegas me cuentan sus experiencias y sus batallas: a veces sacrifican días enteros para no obtener nada. A veces ni siquiera les pagan. Son historias absurdas."

Pero más allá de la economía, lo que preocupa a muchos italianos, y también a los extranjeros, es la propagación de un populismo que incitan al racismo y al euroescepticismo. "Me entristece que un país conocido por ser tan acogedor, tenga que lidiar con estos problemas", afirma una irlandesa, clienta habitual del bar "Ci Piace".

Con la nueva ley electoral existe un alto riesgo de que el parlamento quede muy fragmentado, lo que llevará a unas difíciles negociaciones para formar gobierno. Y si bien la incertidumbre es una realidad a la que los italianos están acostumbrados, en un momento en que Europa prepara grandes reformas, la inestabilidad podría dejar a Roma fuera de la discusión sobre el futuro de la Unión Europea.