Última hora

Última hora

El infierno de Kemerovo

Leyendo ahora:

El infierno de Kemerovo

El infierno de Kemerovo
Tamaño de texto Aa Aa

Devastados por el dolor, amigos y familiares de las víctimas del incendio en el centro comercial de Kemerovo lloran a sus muertos. 41 de los 64 fallecidos eran niños.

Según las últimas informaciones un guardia de seguridad desconectó la alarma antiincendios. Además, las puertas de los cines del centro comercial estaban cerradasy las salidas bloqueadas,

"Como siempre, -asegura una mujer que estaba en el centro comercial- decidimos ir a jugar al cuarto piso, donde están las máquinas recreativas. Al empezar a subir nos encontramos con fuego, humo. Un caos. La gente intentaba huir, pero no podían. Pregunté quién no nos dejaba pasar, y me dijeron que los guardias de seguridad. Los hombres de uniforme, me dijeron, -insiste-".

Este lunes, muchos residentes en la localidad siberiana seguían con angustia la publicación de las listas de víctimas. A Eduard Kovalevsky ya no le cabe ninguna esperanza. Perdió a sus dos hijos en el incendio; Svetlana tenía 5 años, Yegor iba a cumplir 10. Fueron al cine del centro comercial con una amiga de la familia. El marido de esta, se encargó de darle la noticia.

Otro joven, que estaba en el centro comercial, hace un relato deshilvanado de lo sucedido: "Pánico, caos, gente huyendo... Estaba oscureciendo. Las luces se apagaron, las escaleras mecánicas no funcionaban, los ascensores tampoco. La gente estaba huyendo, muchos se caían por el camino. La alarma anti incendios no estaba operativa"

Varias personas saltaron por las ventanas para evitar las llamas. Solo dos de ellas han sobrevivido.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, anunció que las familias de las víctimas recibirán unos 17.500 dólares en ayuda del Estado.