Última hora

Última hora

Otro mandato para Al Sisi, los mismos problemas en Egipto

Leyendo ahora:

Otro mandato para Al Sisi, los mismos problemas en Egipto

Otro mandato para Al Sisi, los mismos problemas en Egipto
Tamaño de texto Aa Aa

El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, ha sido reelegido para un segundo mandato con un 97,08 % de los votos emitidos.

El resultado estaba ya escrito antes de las elecciones, una "mascarada" en opinión de los líderes de la oposición. Sólo faltaba poner hora, fecha, y firma para la reelección de Abdelfatah Al Sisi para un segundo mandato como presidente de Egipto. Al Sisi ha ganado los comicios con el 97,08% de los votos, según el resultado oficial anunciado por la Comisión Nacional Electoral.

"El presidente Al-Sisi quería estas elecciones para reafirmar su legitimidad tanto en el interior como en el exterior, además buscaba la continuidad del apoyo a su régimen por parte de la comunidad internacional y pienso que también quería demostrar que la oposición, que cuenta con el apoyo y la ayuda financiera de Catar y Turquía, es un fracaso sin garantía alguna", ha explicado en declaraciones a euronews el profesor de Ciencia Política de la Universidad Americana, Said Tarek.

En las calles de El Cairo sentimientos encontrados aunque muchos opinan que mejor bueno conocido que malo por conocer.

"He votado por el presidente Al-Sisi porque en mi opinión es mejor que cualquier otro candidato, esperemos que el país pueda ir a mejor", ha dicho Ahmed.

"La gente se queja del alto precio de los productos básicos como el azúcar, el aceite. Espero que lleguen días mejores y pienso que el presidente lo hará para mejor", ha señalado Rania.

"No he ido a votar porque estas elecciones estaban resueltas de antemano, es un buen presidente pero siento que nada ha cambiado", ha dicho Mohamed.

Desde la caida de Hosni Mubarak en febrero de 2011, Egipto ha visto agravarse sus crisis ecónomica, siendo uno de los motivos que fue utilizado por el Ejército para llevar cabo el golpe de Estado que derrocó a Mohamed Morsi, el único presidente elegido de forma demócratica. Pero desde la llegada del mariscal Al Sisi al poder, el Ejército egipcio, que controla la practica totalidad de la economía del país a través de un conglomerado de empresas, no ha podido atajar esta crisis que incluso ha empeorado.

Precisamente, la mejora de la seguridad interna ante la amenaza yihadista y la recuperación económica son los dos grandes objetivos de su nuevo mandato.