Última hora

Última hora

La maldición del Quijote de Terry Gilliam continúa

Leyendo ahora:

La maldición del Quijote de Terry Gilliam continúa

La maldición del Quijote de Terry Gilliam continúa
Tamaño de texto Aa Aa

El portugués Paulo Branco, exproductor de "The Man who Killed Don Quixote", (El hombre que mató a Don Quijote) de Terry Gilliam presentará este viernes una demanda para suspender la difusión del filme en Francia.

La denuncia es su respuesta a la concesión por parte del Centro Nacional Cinematográfico francés (CNC) de una visa de explotación que permite su difusión en las salas y que fue solicitada por la productora Kinology, junto con sus coproductores español (Tornasol), portugués y belga.

Después de que el Tribunal de Gran Instancia de París decidiera este miércoles autorizar de forma excepcional la proyección en la clausura el próximo día 19 del Festival de Cannes, el CNC consideró que sería "desproporcionado" impedir su salida en salas por culpa del actual conflicto sobre sus derechos.

Branco compró los derechos de la película en 2016 y está enzarzado en una batalla judicial sobre los mismos desde que rompió su relación profesional con Gilliam por fuertes discrepancias presupuestarias, entre otros motivos.

Reuters
El productor portugués convocó a los medios en su 'stand'Reuters

El exproductor declaró a la agencia EFE en Cannes que hasta que no se solucione ese contencioso judicial la cinta no puede estrenarse en los cines, razón por la que ha decidido contraatacar la decisión del CNC.

Recuerda además que la decisión del Tribunal de París de emitirla en la clausura de Cannes era una medida excepcional, sujeta a condiciones.

Por su parte, Terry Gilliam anunciaba a sus seguidores que había vencido la batalla legal.

Después de días de descanso y oraciones a los dioses estoy reposado y bien. Y también El Hombre que mató a Don Quijote! ¡Hemos ganado legalmente! Vamos a ir al baile, vestidos como el filme de clausura del Festival de Cannes, el 19 de mayo. Gracias a todos por vuestro apoyo.

Película maldita

La producción de la película ha sido quijotesca desde el inicio. La primera versión, que contaba con Johnny Dep en el reparto tuvo que suspenderse en pleno rodaje por catástrofes naturales, problemas de financiación y de salud de uno de los protagonistas, el ahora fallecido Jean Rochefort.

En 2016 comenzaron los desacuerdos económicos y artísticos con la productora de Branco, Alfama. Gilliam acudió a la productora española Tornasol y rodó la película en 2017 en España y Portugal con un presupuesto de 16,3 millones de euros.