Última hora

Última hora

Di Maio sirve un trozo de pizza al populismo para contraatacar a Oettinger de la UE

Leyendo ahora:

Di Maio sirve un trozo de pizza al populismo para contraatacar a Oettinger de la UE

Di Maio sirve un trozo de pizza al populismo para contraatacar a Oettinger de la UE
Tamaño de texto Aa Aa

Cuando el líder italiano del Movimiento antisistema 5 Estrellas Luigi Di Maio publicó en Facebook que se estaba comiendo una pizza napolitana, algunos podrían haber esperado que se tratara de una forma de patrocinar el plato estrella de la cocina italiana.

Sin embargo, se trataba de un mensaje dirigido al comisario de la UE Günther Oettinger, quien había sugerido en una entrevista con el canal de televisión alemán Deutsche Welle que los italianos no deberían votar por populistas.

El Movimiento de 5 Estrellas fue el partido más votado en las elecciones italianas a principios de marzo.

Su publicación, que gustó a más de 100.000 usuarios en Facebook, decía: "Aquí estamos en Nápoles, Oettinger sólo puede soñar con esta pizza".

Oettinger desató la ira en Italia diciendo: "Mi preocupación, mi expectativa, es que las próximas semanas muestren que los mercados, los bonos del Estado, la economía italiana, podrían verse tan afectados que éstos podrían enviar una señal a los votantes para que no elijan populistas de izquierda o de derecha".

"Sólo puedo esperar que esto juegue un papel en la campaña electoral al ser una señal de no entregar las responsabilidades de gobierno a los populistas", añadió.

Más tarde se disculpó en Twitter diciendo que no quería ser irrespetuoso.

La publicación de Di Maio, de 31 años, es parte de una tendencia en Italia en la que los líderes de las nuevas formaciones políticas prefieren ignorar las publicaciones tradicionales, para llegar a su potencial electorado directamente a través de las redes sociales.

Tanto Di Maio como Matteo Salvini, líder del partido de ultraderecha la Liga, pusieron al día a sus seguidores en Facebook tras las conversaciones con el presidente de Italia.

Un ejemplo claro de esta dinámica es la publicación de Salvini al conocerse que el presidente de Italia Sergio Mattarela rechazaba su intento de tener a un euroescéptico como ministro de Economía.

"Estoy realmente enfadado", publicaba Salvini en su perfil de Facebook, donde sube a diario intervenciones en directo y retuitea artículos junto con sus opiniones. "Me gusta", señalaba rápidamente Di Maio.

Después de tres meses de tensión, transacciones políticas y crisis institucional, Italia tiene Gobierno, hijo de la alianza entre el Movimiento antisistema 5 Estrellas y la ultraderechista Liga Norte, bajo la dirección de Paolo Conte, un jurista completamente novicio en política.