Última hora

Última hora

Toda la UE deberá reconocer los derechos de los cónyuges homosexuales

Leyendo ahora:

Toda la UE deberá reconocer los derechos de los cónyuges homosexuales

Toda la UE deberá reconocer los derechos de los cónyuges homosexuales
Tamaño de texto Aa Aa

Tras seis años de batalla, el Tribunal de Justicia europeo les ha dado la razón. Este martes ha dictaminado que todos los países de la Unión Europea deben reconocer el derecho de residencia de un cónyuge homosexual, aunque su legislación no incluya este tipo de uniones.

El rumano Adrian Coman y el estadounidense Robert Clairbourne Hamilton se habían casado en Bélgica en 2010. Dos años después solicitaron a las autoridades rumanas el permiso de residencia del norteamericano, que les fue denegado porque Rumanía no reconoce el matrimonio homosexual.

"Estoy muy emocionado, estamos más cerca de ser reconocidos como una familia", decía Hamilton en videoconfernecia desde Nueva York. "Quiero dar las gracias al pueblo rumano y a todos aquellos que nos han tratado allí con tanta amabilidad y que nos han animado en este viaje".

En la rueda de prensa celebrada en Bucarest, su marido compartía su optimismo.

"Estamos casados, no podemos ser otra cosa que un matrimonio y esperamos que sea solo cuestión de tiempo que Rumanía encuentre una forma de reconocerlo".

Su abogada ha destacado la trascendencia de esta decisión para los países europeos que no permiten estos matrimonios: Rumanía, Polonia Eslovaquia, Bulgaria, Lituania y Letonia.

Romaniţa Iordache, abogada de la pareja:

"La decisión es particularmente importante para los seis estados miembro que no tienen legislación ni reconocen los matrimonios del mismo sexo o las uniones civiles, donde, si quieres cruzar la frontera y estás casado legalmente en otro estado miembro dejas de estarlo y eres tratado como un ciudadano europeo de segunda".

En Rumanía existe una férrea oposición a las relaciones homosexuales, que fueron despenalizadas hace tan solo 16 años.

Tras esta sentencia Hamilton podrá trabajar en este país y contar con cobertura sanitaria pública como marido de Coman. La pareja vive actualmente en Nueva York, EEUU.