Última hora

Última hora

Polémica entre Italia y Malta por los inmigrantes

Leyendo ahora:

Polémica entre Italia y Malta por los inmigrantes

Polémica entre Italia y Malta por los inmigrantes
Tamaño de texto Aa Aa

Se tensan las relaciones entre Italia y Malta. El nuevo ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, no tardó en cumplir su palabra de responder con mano dura a la llegada de inmigrantes. El líder de la ultraderechista Liga abrió este domingo una crisis diplomática con Malta al pretender que la pequeña isla acoja a 629 indocumentados salvados por una oenegé.

"Cerramos las puertas", escribió Salvini en su cuenta de Twitter. Por su parte, el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, respondió rápidamente: "Nos preocupan las instrucciones dadas por las autoridades italianas al Acquarius en alta mar. Manifiestamente van en contra de las reglas internacionales y corren el riesgo de crear una situación peligrosa para todos los involucrados".

"Recibí una llamada del primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, para abordar el asunto del Acquarius. Malta cumple plenamente con las obligaciones internacionales y no llevará el buque a sus puertos. Continuaremos llevando a cabo evacuaciones médicas de emergencia individuales y humanitarias", prosiguió Muscat.

Salvini justificó su decisión asegurando que los extranjeros debían ser llevados a Malta por ofrecer el puerto seguro más cercano. El Gobierno de La Valletta contestó recordando que las operaciones de socorro habían sido coordinadas desde Roma y que, por tanto, el problema no era suyo.

"Todavía hoy el barco Sea Watch 3, de una oenegé alemana con bandera holandesa, se encuentra frente a la costa de Libia esperando hacer la enésima carga de inmigrantes para trasladarlos a Italia. Pero Italia ha dejado de inclinar la cabeza y obedecer", señaló Salvini.

Al rescate salió el Gobierno de España, que ofreció este lunes el puerto de Valencia para acoger a los 629 refugiados. Además, otros 790 inmigrantes que fueron rescatados ayer en el Mediterráneo se encuentran a bordo de un barco de la Guardia Costera italiana y esperan que se les indique un puerto para desembarcar.

Asimismo, algunos ayuntamientos italianos, como Nápoles, Livorno, Palermo o Crotone, ha puesto a su disposición este lunes al Gobierno italiano sus puertos.