Última hora

Última hora

Alemania, última víctima de la maldición del Mundial

Leyendo ahora:

Alemania, última víctima de la maldición del Mundial

Alemania, última víctima de la maldición del Mundial
@ Copyright :
REUTERS/Henry Romero
Tamaño de texto Aa Aa

Después de haber ganado el Mundial de Brasil en 2014, la derrota de Alemania frente a Corea del Sur (2-0) en su último partido deja a todos sorprendidos. El equipo alemán no solo se despide del Mundial sin haber llegado a octavos de final, sino que también termina ocupando el último puesto en su grupo. Y pese a que los jugadores de Joachim Loew solo necesitaban marcar un gol en el partido, los dos goles de la selección asiática en el tiempo extra destruyeron todas sus posibilidades y confirmaron la maldición del Mundial.

La Die Mannschaft se une a la lista de cuatro países, tres de ellos europeos, que han quedado eliminados en la fase de grupos después de celebrar la Copa del Mundo en el anterior Mundial.

¿Cómo empezó todo?

Italia fue el primer equipo que ganó un Mundial y que luego fue eliminado en la fase de grupos en el siguiente campeonato.

La selección italiana ganó el título de manera consecutiva en 1934 y 1938. Después de eso, se tuvo que esperar 12 años antes de la próxima Copa del Mundo debido a la Segunda Guerra Mundial.

Fue entonces cuando sucedió una gran tragedia al nuevo equipo italiano. El catastrófico accidente aéreo del Superga, cobró todas las vidas del equipo Turín, llevándose a la mayoría de los jugadores de la Azzurra. El desastre ocurrió tan solo un año antes del Mundial de 1950, y la selección, que todavía no se sentía a gusto viajando en avión, llegó a Brasil en barco.

Italia perdió 3 a 2 frente a Suecia en su primer partido, y su victoria contra Paraguay en la fase de grupos no le bastó para seguir luchando por conquistar el título. La selección quedó fuera del Mundial.

1966: un año memorable para Inglaterra, no para Brasil

Brasil ganó dos Copas del Mundo consecutivas en 1958 y 1962. Sin embargo, cuando Pelé y su equipo llegaron a Inglaterra para disputar el siguiente torneo, la selección brasileña tuvo que enfrentarse a una dolorosa salida en la fase de grupos.

Empezaron bien, venciendo 2 a 1 a Bulgaria, pero Pelé se lesionó. Su ausencia resultó costosa, ya que Brasil perdió por 3 a 1 contra Hungría.

En un último partido, crucial en la fase de grupos, Pelé regresó, pero fue expulsado tras una fuerte entrada. Y así se repitió el marcador del último partido, esta vez contra Portugal, lo que representó una eliminación prematura para Brasil.

Esta generación: Francia, Italia, España

Francia

Francia ganó el Mundial siendo anfitrión en 1998. Les Bleus vencieron a Brasil gracias a dos goles de Zinedine Zidane y a un tercer gol de Emmanuel Petit en el tiempo extra, en el Estadio de Francia, Saint-Denis.

Cuatro años más tarde, cuando jugaban en Japón y Corea del Sur, terminaron últimos de un grupo conformado por Dinamarca, Senegal y Uruguay. Tuvieron tan solo un punto, que obtuvieron gracias a un empate sin goles en su partido contra Uruguay.

Italia

La selección italiana, ganadora del Mundial de Alemania en 2006 en la tanda de penales contra Francia, constituye uno de los momentos más memorables de la historia del fútbol por el cabezazo de Zidane a Materazzi.

Al igual que Francia, la Azzurra ocupó el último puesto en su grupo en el Mundial de Sudáfrica en 2010. No solo empató con Paraguay y Nueva Zelanda, sino que también perdió por 3 a 2 con Eslovaquia. Esto fue suficiente para que Italia regrese a casa … mucho más pronto que lo previsto.

España

España ganó dos Copas de Europa de la UEFA consecutivas, dos victorias que se suman a su triunfo en el Mundial de 2010.

En la Copa del Mundo de 2014, España integró el llamado “Grupo de la Muerte”. Holanda, rivales de España en la final del 2010, tuvieron su revancha, venciéndolos 5 a 1 en su primer partido.

España también perdió contra Chile. El único momento en el que se impusieron frente a otro equipo fue contra Australia, que ocupaba el último lugar.

Alemania en 2018

El gol de la victoria marcado por Mario Goetze contra Argentina en 2014, le concedió a la Die Mannschaft el título de campeona del Mundo. Sin embargo, Goetze no participó en el torneo de este año, a pesar de sus excelentes hazañas en el Mundial de Brasil.

En Rusia, Alemania no tuvo un buen debut, habiendo perdido contra México su primer partido. La selección alemana debía ganar a Suecia para tener oportunidades de seguir en la competición. Lo hicieron, aunque de manera algo dramática. Cuando faltaban segundos para que el partido terminara, Toni Kroos marcó un gol que permitió ganar a su rival sueco.

Pero Alemania no pudo hacer lo mismo en su último partido. En el tiempo extra, Corea del Sur marcó dos goles, descalificando a la selección alemana y rompiendo el corazón de todos sus aficionados.