EventsEventosPodcast
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Japón ejecuta al cerebro del ataque con gas sarín en el metro de Tokio

Japón ejecuta al cerebro del ataque con gas sarín en el metro de Tokio
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Japón ejecuta al cerebro del ataque con gas sarín en el metro de Tokio. El líder de la secta Verdad Suprema, Shoko Asahara, ha muerto ahorcado junto a otros seis miembros de su grupo. El atentado dejó 13 muertos y decenas de personas en estado vegetativo.

PUBLICIDAD

Japón ha ejecutado al líder de la secta Verdad Suprema, considerado el celebro del ataque con gas sarín en el metro de Tokio en 1995.

Shoko Asahara, cuyo nombre real era Chizuo Matsumoto, ha muerto ahorcado junto a otros seis miembros de su secta. Seis más, condenados a la pena capital, esperan su ejecución.

Atentado con gas sarín en Tokio: 13 muertos, decenas en estado vegetativo y 6300 intoxicados

De este modo, Japón empieza a pasar página 23 años después del que consideran su día más trágico desde la Segunda Guerra Mundial. Aquel 20 de marzo de 1995, varios miembros de la secta depositaron y perforaron paquetes con gas sarín en los vagones del metro. Murieron 13 personas y decenas quedaron en estado vegetativo. Hubo 6300 intoxicados.

Un año antes, ya habían perpetrado otro atentado similar en el metro de Matsumoto, donde murieron ocho personas y un centenar resultaron heridas.

El proceso ha durado 20 años y ha sentado en el banquillo a 190 miembros de la secta. De los seis presos que esperan en el corredor de la muerte, cuatro (Kenichi Hirose, Toru Toyoda, Masato Yokohama y Yasuo Hayashi) perpetraron directamente el atentado de Tokio.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Un hombre arrolla a una multitud en Tokio en protesta contra la pena de muerte

Se cumplen veinte años de los ataques con gas sarín en el metro de Tokio

Varios heridos en el metro de Lyon (Francia) tras un ataque con arma blanca