Última hora

Última hora

Farage tuitea una foto falsa atacando a activistas pro-refugiados

Leyendo ahora:

Farage tuitea una foto falsa atacando a activistas pro-refugiados

Farage tuitea una foto falsa atacando a activistas pro-refugiados
Tamaño de texto Aa Aa

El eurodiputado británico Nigel Farage tuiteó una foto falsa, intentando atacar a defensores de refugiados.

La foto, compartida con sus 1,2 millones de seguidores, mostraba a una mujer sonriente en una manifestación sosteniendo un cartel que decía: "Mis piernas están abiertas para los refugiados".

Farage publicó la imagen en Twitter y dijo que era "un insulto a las víctimas de abuso sexual en Colonia y violación en Malmo".

Pero el ex jefe del UKIP, quien provocó polémica con un cartel sobre refugiados antes del referéndum del Brexit, borró la fotografía después de enterarse que era falsa.

Farange dijo en un tuit: "La fotografía resultó ser una noticia falsa, pero la brigada de acogida de refugiados necesita reflexionar más sobre lo que está pasando".

Más tarde, se supo que la foto fue tomada en Canadá en 2015.

El mensaje originalmente escrito por la mujer del cartel decía: "Mi puerta está abierta para los refugiados". Después, el texto fue alterado, como se pudo ver en la versión tuiteada por Farage.

Lasia Kretzel, autora de la foto original, dijo que sabía que había una versión falsa que circulaba por Internet, pero que estaba siendo utilizada por "gente común, que, a falta de una palabra mejor, no son nadie".

"Pero hoy fue diferente", escribió. "Hoy no fue solo una persona normal y corriente. Hoy ha sido el antiguo líder del Partido de la Independencia del Reino Unido […]. Sus palabras tienen peso y llegan lejos. Y cuando esas palabras llevan la información equivocada, hacen un gran daño a todos los que caen sobre ellas”.

"Me gustaría que la gente comprendiera que el hecho de que yo comparta esta historia no se trata de política, inmigración, vergüenza o cualquier opinión que yo pueda tener, o no, sobre las personas aquí mencionadas. Se trata de mostrar el daño que puede causar la desinformación y su capacidad de propagarse como un reguero de pólvora".

"En una era de intercambio de información instantánea, es importante que verifiquemos la información que estamos difundiendo para asegurarnos de que es objetiva y para reconocer nuestros errores cuando fallamos. Esto es incluso más importante para aquellos que ejercen algún nivel de influencia sobre otros".