Última hora

Última hora

El caso Benalla provoca la primera gran crisis política de Macron

Leyendo ahora:

El caso Benalla provoca la primera gran crisis política de Macron

El caso Benalla provoca la primera gran crisis política de Macron
Tamaño de texto Aa Aa

El caso del guardaespaldas violento de Emmanuel Macron ha sumergido al ejecutivo francés de en su primera gran crisis política.

El ministro del Interior, Gérard Collomb, sometido a un intenso interrogatoiro parlamentario, se ha dedicado a echar balones fuera y a negar toda responsabilidad. Y aunque reconoció que estaba informado, dijo que no era él quien debía tomar medidas sino el prefecto y el jefe del gabinete presidencial, a los que comunicó la existencia del vídeo en el que se veía al colaborador de Macron golpeando brutalmente a un manifestante.

Es un "tribunal político", según el Gobierno

Collomb volverá a ser interrogado este martes en el Senado y el jueves le tocará el turno al secretario general del Elíseo, Alexis Kohler, considerado la mano derecha del jefe del Estado. Estas audiciones suponen una inmersión inédita en Francia en los arcanos del poder. El Gobierno denuncia, por su parte, un "tribunal político", que está colocando a Macron contra las cuerdas.

"No sabía quién era. Macron debe dar explicaciones"

Taha Bouhafs, el joven activista de Francia Insumisa que grabó las imágenes de Alexandre Benalla golpeando a un manifestante el 1 de mayo, asegura que no sabía que el hombre violento era un de los encargados de la seguridad personal de Macron.

"En ese momento, yo no sabía en absoluto que se trataba de un colaborador de Emmanuel Macron. Creía que eran policías y por eso saqué mi teléfono, para grabar la escena y denunciar la violencia policial -afirma-. Macron debe dar explicaciones. Yo, como manifestante, como testigo, necesito saber la verdad. Ya hace unos cuantos días que se habla de esto, hace dos meses y medio que ocurrió, y todavía no sabemos la verdad: ¿quién le dió el material?, ¿quién le autorizó a acudir a la manifestación?, ¿quién le cubrió y por qué?"

El activista que grabó el vídeo pide explicaciones a Macron

El mutismo de Macron continua, pese a que el escándalo está sacando a la luz trapos sucios y empieza a tener consecuencias políticas, como la suspensión hasta el otoño del debate parlamentario sobre la reforma constitucional.