Última hora

Última hora

La falta de lluvias afecta a cultivos y ganadería en Alemania

Leyendo ahora:

La falta de lluvias afecta a cultivos y ganadería en Alemania

La falta de lluvias afecta a cultivos y ganadería en Alemania
Tamaño de texto Aa Aa

Los campos del estado de Brandemburgo se están convirtiendo en un desierto. En esta región a las afueras de Berlín no llueve desde hace tres meses y unas temperaturas inusualmente altas han hecho que se marchiten las cosechas.

Es una verdadera preocupación para granjeros como Thomas Gebert que afirma que en estas fechas "normalmente todo el campo debería estar cubierto por pequeños reimplantes por las semillas que caen durante la cosecha, pero en estos momentos solo tenemos algunos pequeños brotes así que se puede ver que la cosecha no ha sido abundante aquí."

Todas las fuentes locales de agua como este arroyo se han secado. En esta región no llovido desde mediados de abril y esto está siendo catastrófico para los granjeros locales y las cosechas.

El granjero Thomas Gebert gestiona alrededor de 4.000 hectáreas de tierra densa y cultivable y cree que podría perder alrededor de la mitad de sus cosechas si continua esta sequía.

Hay 2.500 vacas lecheras viviendo en las instalaciones de la granja pero con la caída de las cosechas de maiz, la fuente de alimento para las vacas está descenciendo.

Gebert afirma que "en este momento ninguno de mis vecinos granjeros compraría una vaca porque todo el mundo tiene el mismo problema. Tengo vecinos que han reducido su número de vacas. No pueden venderlas ya que nadie las compraría así que tienen que sacrificarlas. Yo espero que esta no sea una opción que tengamos que considerar".

Pero con un calor sofocante que no parece que vaya a cambiar, los granjeros de la región están teniendo un verano difícil.

Algunas asociaciones de granjeros se reunirán con algunos miembros del ministerio de agricultura en Berlín hoy. Piden un billón de euros de compensación por las pérdidas de las cosechas debido a las altas temperaturas y también piden que se le de tratamiento de estado de emergencia a esta crisis.

La postura del gobierno es la de esperar hasta finales de agosto y la cosecha definitiva para decidir al respecto. Pero parece que realmente puede ser un verdadero estado de emergencia.

Thomas Gebert declaró ayer que de las 1.000 hectáreas de maíz que cosecha solo está disponible un cuarto y eso es un verdadero problema para él ya que es la fuente de alimento para su ganado. De hecho algunos de los granjeros más afectados ya han comenzado a decir que podrían necesitar subir el precio de la leche.