Última hora

Última hora

Mujer musulmana que se negó a dar la mano en una entrevista de trabajo gana caso de discriminación

Leyendo ahora:

Mujer musulmana que se negó a dar la mano en una entrevista de trabajo gana caso de discriminación

Mujer musulmana que se negó a dar la mano en una entrevista de trabajo gana caso de discriminación
Tamaño de texto Aa Aa

A la hora de una entrevista de trabajo, un buen apretón de manos podría ser fundamental.

Pero para una mujer musulmana, el apretón se sintió como una derrota.

La joven de 24 años se proponía trabajar como intérprete en Uppsala, Suecia, cuando se negó a estrechar la mano de su entrevistador de sexo masculino.

La entrevista se interrumpió abruptamente y con ella, aparentemente, sus perspectivas de trabajo.

Pero el caso fue retomado por el Defensor del Pueblo Sueco contra la discriminación y hoy (15 de agosto) ganó una sentencia importante.

El Tribunal de Trabajo de Suecia decretó que la mujer había sido objeto de discriminación indirecta y ordenó a la compañía pagar una indemnización de 40.000 coronas suecas (3.829 euros).

"El Tribunal Laboral ha concluido que la resistencia de la mujer a estrechar la mano del sexo opuesto es una manifestación religiosa clara, protegida por el artículo 9 del Convenio Europeo de Derechos Humanos."

"La política de la compañía muestra ser particularmente perjudicial hacia las personas de cierta religión, en este caso, los musulmanes, quienes prohiben el apretón de manos entre mujeres y hombres que no están directamente relacionados."

En lugar de dar un apretón, la costumbre de la mujer es poner la mano sobre su corazón, como una forma de saludo.

La compañía argumentó que estaba en contra de la costumbre porque crearía diferencias y conflictos entre colegas masculinos y femeninos.

"Este es un asunto difícil y es por ello que consideramos importante tener un juicio en la corte," dijo Martin Mörk, director de la unidad de proceso del Defensor del Pueblo Sueco.

"El juicio incluye una consideración cuidadosa teniendo en cuenta los intereses del empleador, el derecho del individuo a la integridad corporal, y la importancia del estado para mantener la protección de la libertad religiosa."