Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Protestas anti inmigración dejan varios heridos en Alemania

Protestas anti inmigración dejan varios heridos en Alemania
Tamaño de texto Aa Aa

Radicales de extrema derecha organizaron una protesta anti inmigración que terminó con decenas de heridos. Los violentos, que utilizaron la muerte del joven alemán de 35 años como pretexto para manifestarse, realizaron el saludo nazi, estrictamente prohibido en Alemania, y corearon consignas como "Merkel-Moscú" y "Por una Alemania más poderosa".

Frente a ellos otros manifestantes corearon que los nazis no tienen cabida en Alemania, especialmente después de los sucedido en el pasado.

Los radicales organizaron estas concentraciones durante la tarde noche del domingo después del asesinato del joven alemán de 35 años durante la tarde del sábado, utilizándolo como pretexto para manifestarse en contra de la gente de color, gente que de acuerdo a sus creencias no parecen lo suficientemente alemanes. Mientras que la familia y allegados del joven asesinado han afirmado que no quieren que este hecho sea utilizado como excusa por la extrama derecha alemana.

Parece claro que los inmigrantes y los refugiados continúan siendo un foco de descontento político en Alemania. Este ha sido el tema principal de Angela Merkel con la población alemana desde que permitió la entrada en el país de un millón de inmigrantes en 2015.

Sin embargo también fueron visibles en Chemnitz asociaciones turcas quejándose de que la extrema derecha estaba utilizando el tema de la inmigración para que entre a formar parte de la agenda política, asociaciones que, junto a otras organizaciones alemanas, solían utilizar la palabra progromo.

En Alemania hay que tener mucho cuidado a la hora de utilizar esos términos porque esa fue la misma táctica que la extrema derecha utilizó hace 70 años cuando en 1938 un diplomático alemán fue asesinado en París, y cuya muerte fue utilizada por los nazis como pretexto para perseguir a los judíos.