Última hora

Última hora

Las familias españolas en Ucrania consideran un “despropósito” la versión del Gobierno

Leyendo ahora:

Las familias españolas en Ucrania consideran un “despropósito” la versión del Gobierno

Las familias españolas en Ucrania consideran un “despropósito” la versión del Gobierno
Tamaño de texto Aa Aa

Las familias españolas en Ucrania no creen la versión dada por el Gobierno en la que asegura que ha paralizado los registros por "casos de mala praxis médica” y “tráfico de menores”.

Creen que se trata de una excusa y un despropósito y no entienden el cambio de actitud. Cristina Álvarez, una de las afectadas, ha asegurado a Euronews que las autoridades españolas “llevan cinco años controlando las maternidades subrogadas de españoles aquí y nunca ha habido ningún problema. No ha habido ninguna prueba de ADN que haya sido denegada”, asegura.

Además, indica, “si hay dudas lo mejor para resolverlas es atender a las familias y hacer las pruebas de ADN”.

Las autoridades españolas empezaron este miércoles a dar citas a las familias, aunque algunas tendrán que esperar al menos hasta noviembre para ser atendidas e informadas sobre el posible registro de los menores.

Mientras esperan a que se resuelva su situación, algunas parejas han comenzado el proceso de registro para nacionalizar a sus hijos ucranianos y poder volver con ellos a España. Pero es un proceso largo que puede prolongarse durante más de cuatro meses.

Comunicado del Gobierno

Aunque en un principio se aludía a que la modificación de la Ley de Protección de Datos impedía a las autoridades españolas recoger muestras de ADN que confirmaran el vínculo entre padres y los niños nacidos por gestación subrogada, el Gobierno emitió un comunicado el miércoles en el que aseguraba que la situación de bloqueo se debía a que la embajada española había sido informada de "casos de mala praxis médica asociada a los procesos de reproducción asistida, así como casos de tráfico de menores".

El Gobierno también dijo que atendería caso por caso a las familias españolas con hijos nacidos por gestación subrogada en Ucrania porque "tiene la obligación de preservar y proteger los derechos de las mujeres gestantes (o madres biológicas)".

La embajada de España en Kiev lleva advirtiendo desde hace varios meses, que "desaconseja el inicio de cualquier proceso de gestación subrogada en este contexto".

Ucrania: el vientre de Europa

Ucrania se está convirtiendo en el principal destino al que acuden familias para solicitar la gestación subrogada, ya que su legislación al respecto es más laxa que en otros países y permite que puedan realizarla extranjeros.

La condición es que sea solicitada por matrimonios heterosexuales que por algún motivo no puedan tener hijos por sus propios medios.

Pero esto ha generado un mercado opaco que roza los límites éticos y legales. En Ucrania han florecido multitud de empresas que se dedican a buscar mujeres con pocos recursos dispuestas a llevar a cabo la gestación para parejas extranjeras, cuyo sueño es tener un hijo. Mientras, en países europeos otras empresas ponen en contacto a los solicitantes con las compañías ucranianas.

Estas agencias, la mayoría ubicadas en Kiev, pueden cobrar a los futuros padres a partir de 30.000 dólares por todo el proceso, mientras que la gestante recibe cerca unos 10.000 dólares por cada embarazo. Algunas mujeres se ofrecen tras ver anuncios en internet, ya que para ellas supone una salida a la difícil situación económica en un país cuyo sueldo medio mensual es de 265 dólares.

Sin embargo, según un medio alemán, la gestación subrogada podría verse limitada para las familias extranjeras dentro de poco, ya que indica que “a mediados de julio de este año se presentó en el Parlamento ucraniano un proyecto de ley en la que se estipula que las tecnologías reproductivas, como la subrogación, solo serían permitidas a ucranianos o a extranjeros que viven de forma permanente en el país”.

"El hecho de que la gestación subrogada se utilice para encubrir el tráfico de niños es un desastre. Los ucranianos tampoco pueden ser utilizados como incubadoras por extranjeros y niños nacidos con un estatus legal poco claro", aseguraba Pavel Unguryan, uno de los autores del nuevo proyecto de ley.

Al parecer el proyecto de ley cuenta con el apoyo de varios partidos de la coalición gobernante, por lo que es posible que sea aprobado, según el artículo.

Precedentes

El caso de los españoles que se han visto bloqueados en el país no es el primero registrado en Ucrania. Hace siete años, una pareja francesa fue detenida cuando intentaba abandonar el país con sus gemelas nacidas por gestación subrogada.

Las llevaban escondidas en el coche para poder pasar la frontera. Los padres aseguraron que actuaron por desesperación porque el Gobierno se negó a expedir pasaportes franceses, ya que entonces Francia no reconocía en el registro civil a los niños nacidos fuera del país mediante vientres de alquiler.

Otros países

Tailandia fue durante muchos años el principal destino escogido por parejas para conseguir un vientre de alquiler. Sin embargo, en 2015, el país modificó su legislación para restringir el acceso a extranjeros tras varios escándalos.

Uno de ellos fue el de una pareja australiana, en 2014. El matrimonio fue acusado de llevarse a una niña, gestada por vientre de alquiler, y de abandonar a su hermano, nacido con síndrome de Down y con problemas de corazón. Ambos aseguraron que desconocían el nacimiento del niño por problemas con el idioma. El hombre, además, había cumplido condena en su país por actos indecentes con un menor.