Última hora

Última hora

Semana del agua ¿En qué estado se encuentran las aguas de Europa?

Leyendo ahora:

Semana del agua ¿En qué estado se encuentran las aguas de Europa?

Semana del agua ¿En qué estado se encuentran las aguas de Europa?
Tamaño de texto Aa Aa

En esta Semana Mundial del Agua que hoy termina, euronews explora los datos que muestran el estado del agua en Europa.

La Semana del Agua es una iniciativa del Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI) que pretende llamar la atención sobre los problemas a los que se enfrentan los sistemas hídricos.

A pesar de las numerosas medidas adoptadas a nivel nacional y de la UE, la calidad del agua sigue siendo un problema grave en muchos Estados miembros. Un informe recientemente publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) muestra que aunque se han hecho progresos, los países de la UE están muy alejados de sus objetivos fijados.

En el año 2000, se creó la Directiva Marco Europea del Agua (DMA) con el objetivo de controlar y mejorar los estándares de agua de los estados miembros. El organismo intergubernamental se fijó el objetivo de que todos los ríos se consigan alcanzar un "buen" estado químico para 2015.

En declaraciones a Euronews, el autor principal del informe sobre el estado del agua y responsable de las evaluaciones del agua de la AEMA, Peter Kristensen, dijo que la investigación destaca que "la mayoría de las masas de agua, como los ríos y los lagos, no alcanzan un buen estado ecológico" y señaló que "la agricultura es uno de los principales problemas para los contaminantes".

Alrededor del 60% de los 130.000 lagos, ríos y otras masas de agua que fueron estudiados para el informe de cinco años no alcanzaron el estándar de "buen" estado químico establecido por la DMA.

¿Cuál es el coste del agua en las ciudades europeas?

Cuatro ciudades de Dinamarca encabezan la lista del agua más cara de Europa, según datos de la Asociación Internacional del Agua (IWA). El estudio de 2015 analizó 160 ciudades de todo el mundo. La ciudad danesa de Odense resultó ser la más cara si se tienen en cuenta los costes totales, con un metro cúbico de agua que costó alrededor de 9 dólares (7,72 euros). Para todas las ciudades danesas que figuraban en la lista, las tasas medioambientales contribuyeron aproximadamente a la mitad del precio total.

La Asociación creó una aplicación que permite comparar los costes del agua en cerca de 170 ciudades, así como su desglose de los impuestos que se aplican.

En cuanto al agua más barata de la UE, las ciudades rumanas ocupan el primer lugar, con un coste de alrededor de 1,12 euros, siendo Rumanía uno de los pocos países de la UE que no aplica un canon de agua estándar. Lisboa, en Portugal, y Madrid, en España, le siguieron de cerca, con un coste del agua de 1,29 euros y 1,42 euros, respectivamente.

Los costos varían principalmente debido a los diferentes impuestos que se aplican al agua y a factores ambientales, y algunos condados necesitan invertir más debido a las condiciones climáticas o al aumento de la contaminación.

El instituto danés Danva también tiene un informe con datos sobre el agua en Europa. Noruega, Dinamarca y Suecia son los países más caros. Grecia, Eslovaquia y Hungría, los más baratos.

¿Qué países tienen el agua más contaminada?

El informe sobre el estado del agua demostró que los países de Europa Central, como Bélgica, Alemania y Hungría, se encontraban entre los países con peores resultados, ya que más del 90% de los ríos y lagos no alcanzaban un buen estado ecológico. El norte de Escandinavia, así como países como Estonia, Escocia, Rumania y Eslovaquia obtuvieron buenos resultados, con una mayoría de ríos y lagos en buen estado ecológico.

Kristensen señaló que es difícil comparar los resultado los países, ya que a menudo hay fuertes contrastes en el estado ecológico del agua dentro de un solo país, con un 80% de las aguas contaminadas en el sur de Suecia frente a sólo un 21% en el norte.

Observar la contaminación a gran escala es difícil porque la contaminación se concentra en áreas de alta densidad de población, industrialización y agricultura.

Agencia Europea del Medio Ambiente
La imagen de la Agencia Europea del Medio Ambiente muestra las regiones con mayor porcentaje de "cuerpos de agua" (ríos, lagos) contaminados.Agencia Europea del Medio Ambiente

Otro elemento preocupante para los Estados de la UE es el suministro de agua. Aunque "se ha hecho hincapié en ser más eficientes" con el uso del agua dentro de la UE, el riego ha continuado durante los veranos secos, con 0,4°C más cálido que la media en julio y el tercer más cálido registrado".

"Chipre y Malta han experimentado varios años de sequía y han tenido problemas para tener suficientes fuentes de agua", dijo Kristensen. Aunque el problema persiste, el autor principal del informe también señaló que, a escala mundial, hay muchas otras regiones que tienen un problema mucho mayor con la cantidad de agua.

Mejora global

El informe también muestra mejoras desde que se lanzó la Directiva hace 18 años. Kristensen dijo que el grado de contaminación en las aguas europeas ha disminuido debido a la "mejor gestión de las aguas residuales", como los avances en los procesos de tratamiento.

Kristensen advirtió que las mejoras en la calidad del agua pueden ser producto de la disminución de la minería dentro de la UE a lo largo de las décadas. Las aguas residuales producidas después de los procesos mineros suelen estar muy concentradas en metales pesados como el plomo y el arsénico.

Agencia Europea del Medioambiente
Evolución de los principales contaminantesAgencia Europea del Medioambiente

En cuanto al éxito de la UE en la mejora de la calidad del agua, Kristensen afirmó que "la mayoría de los países han mejorado" aunque algunos países "empezaron más tarde". "La Directiva Marco del Agua inició un proceso en el que se ha producido una notable mejora en la comprensión de la calidad del agua y de los problemas que la afectan", dijo.

Kristensen es optimista en cuanto a que la calidad del agua en Europa seguirá mejorando, aunque al mismo tiempo advierte que la "lentitud de la aplicación" obstaculizará el desarrollo.

¿Qué contaminantes afectan a las aguas europeas?

Dos de los contaminantes más comunes en el agua son los fosfatos y los nitratos. Los fertilizantes fosfatados pueden causar problemas cuando se usan en granjas. La lluvia lleva el contaminante se filtre en los ríos. Los nitratos a menudo se acumulan en los sitios industriales o a lo largo de las líneas de drenaje con fugas y es un contaminante sintético que puede causar problemas de salud cuando se absorbe en grandes cantidades.

Ambos contaminantes causan la eutrofización, la emisión de nutrientes al agua, que favorecen un crecimiento de algas con pueden tener un efecto devastador en un ecosistema, porque estas plantas toman el oxígeno del agua, ahogando a la fauna y la flora autóctona.

Entre 2000 y 2014, los niveles globales de fosfatos por litro en los ríos se redujeron en un 22% en todos los Estados miembros de la UE que participaron en otras investigaciones de la AEMA, con una marcada reducción del uso de fósforo en los detergentes aplicados a través de la legislación y mejores tratamientos de las aguas residuales.

Sin embargo, La Antigua República Yugoslava de Macedonia registró los niveles más altos de fosfatos en 2014, seguida de Bélgica y Luxemburgo. De hecho, Macedonia registró un aumento del 11% en los controles de fosfatos por litro durante el período de 14 años.

Islandia registró el mayor aumento en las mediciones de fosfatos, con un 66,6%, aunque se mantuvo muy por debajo de la norma de 0,035 mg/l de buen estado ecológico, con 0,01 mg/l. Los países escandinavos volvieron a tener buenos resultados, con un promedio de un 70% menos de fosfato que el umbral "peligroso" en las aguas de Finlandia y Suecia.

En cuanto a los nitratos, la norma europea para el agua potable es de 50 mg/l como NO3. La medición media de las aguas subterráneas en todos los países se registró en torno a un 62 % por debajo del umbral. Sin embargo, tanto Chipre como Malta tenían concentraciones de nitratos cercanas o superiores a la norma, lo que se relaciona con lo que Kristensen señaló, donde una combinación de sequía y riego puede deteriorar la calidad del agua.