Última hora

Última hora

Los autómóviles deportivos en Europa, "bloqueados por la homologación"

Leyendo ahora:

Los autómóviles deportivos en Europa, "bloqueados por la homologación"

Los autómóviles deportivos en Europa, "bloqueados por la homologación"
Tamaño de texto Aa Aa

Para presentar una gama conforme a la nueva regulación (WLTP), muchas marcas europeas han tenido que retirar de sus catálogos algunos de sus modelos más potentes y de mayor rendimiento. Estos deportivos ya estaban en entredicho, como en Francia, por su tasa de emisión basada en el antiguo estándar.

El objetivo de la nueva regulación, que entró en vigor el pasado 1 de septiembre, es establecer pruebas más estrictas para medir los gases contaminantes. Los nuevos procedimientos están más en consonancia con las emisiones "reales" de CO2 de los automóviles.

Peugeot, por ejemplo, ha anunciado que suspende "temporalmente" la producción de sus vehículos 208 y 308 con el sello GTI. Al mismo tiempo, la firma del león indicó que el 308 volvería a las líneas de producción en octubre, después de haber sido modificado para cumplir con la nueva norma. Otros modelos de alto rendimiento del grupo PSA también han sido descartados, como el DS3 o el Opel Corsa OPA.

Renault ha hecho lo mismo con su Clio 4 RS. Su producción ha sido detenida. Las inversiones para ponerlo en conformidad fueron demasiado altas para un modelo que tiene que abandonar en los próximos meses. Renault considera incluso no lanzar una versión deportiva del próximo Clio.

El grupo Volkswagen VAG, ya quemado por el escándalo del "dieselgate", también se vio fuertemente afectado por la entrada en vigor de la nueva norma de certificación. Según algunas fuentes, VAG ha gastado casi 1.000 millones de euros para cumplir con el nuevo ciclo de aprobación. Y aquí también, el gigante automovilístico ha eliminado modelos deportivos como el Golf GTI, el Audi RS3 y el SQ5.

Porsche, también filial de VAG, ha decidido suspender los pedidos durante la mayor parte de su gama. En las últimas semanas se ha publicado un texto en la página web de la marca en el que se informa a los clientes potenciales de que algunos modelos ya no están "disponibles como vehículos nuevos configurables" y de que sólo se venden vehículos de stock y usados. En agosto de 2018, las ventas de Porsche se incrementaron en un 321%, un impacto inesperado de la WLTP.