Última hora

Última hora

Empate virtual de bloques en Suecia y ascenso de la ultraderecha

Leyendo ahora:

Empate virtual de bloques en Suecia y ascenso de la ultraderecha

Empate virtual de bloques en Suecia y ascenso de la ultraderecha
Tamaño de texto Aa Aa

Imposible adivinar quién va a gobernar en Suecia tras el complicado resultado de las elecciones generales que se han vivido este domingo. Los bloques de centro-izquierda y de centro-derecha están virtualmente empatados y los vetos de unos y otros a las formaciones extremistas dificultan la formación de una futura coalición.

Tal y como se esperaba, el partido ultraderechista Demócratas de Suecia ha experimentado un notable ascenso hasta situarse como la tercera fuerza más votada, con el 17,6% de las papeletas. Sin embargo, no ha logrado superar al Partido Moderado, que lidera la coalición de centro-derecha.

El Partido Socialdemócrata ha ganado con holgura los comicios, con el 28,4% de los votos. No es la debacle que anunciaban algunos sondeos, pero sigue siendo el peor resultado de su historia. Lofven ha reconocido que los tiempos han cambiado y que es necesario a brirse a otros partidos para poder gobernar. "No hay prisas", ha dicho. Mientras se negocia, el Gobierno seguirá realizando sus funciones.

El conservador Partido Moderado se mantiene por su parte como segunda fuerza más votada con el 19,8% de las papeletas, aunque ha perdido 3,5 puntos con respecto a 2014.

En lo que se refiere al ultraderechista antieuropeo y xenófobo Demócratas de Suecia, su líder, Jimmie Akesson, ha afirmado que no se siente en absoluto satisfecho, a pesar de haber crecido un 50%, y ha emplazado al resto de fuerzas políticas a tenerlo en cuenta a la hora de negociar la formación del próximo Gobierno.

Akesson se ha dirigido en concreto a Ulf Kristersson, líder del Partido Moderado, y le ha dicho que está preparado para formar una coalición. Kristersson ha ignorado el llamamiento de Akesson, ha pedido la dimisión del primer ministro, Stefan Lofven, y se ha dicho dispuesto a liderar una nueva coalición y a pactar con los socialdemócratas en cuestiones importantes.

Para complicarlo aún más, las pequeñas formaciones del centro derecha han dejado claro que no formarán parte de un Ejecutivo que dependa del apoyo directo o indirecto de los ultraderechistas y también descartan gobernar con el Partido Socialdemócrata si da cabida en su coalición a La Izquierda (excomunistas).

"No hay un claro ganador en estas elecciones, pero tampoco un claro perdedor. Las caras sombrías en la sede del partido socialdemócrata han sido reemplazadas de alguna manera, por lo que puede describirse como una celebración. Los resultados han sido históricamente malos para el partido, pero todavía son mucho mejores de lo que se temía. En el otro lado del espectro político, los Demócratas de Suecia, el partido populista de derecha antinmigración ha obtenido un resultado histórico muy bueno, pero no tan bueno como esperaba. también está claro que ahora pasamos a la mesa de negociaciones. Estos partidos tendrán que empezar a determinar ahora qué tipo de coalición va a gobernar este país y eso probablemente llevará días, semanas o incluso incluso meses", concluía nuestro corresponsal en Estocolmo Jona Kallgren.