Última hora

Última hora

La Escuela Europea abre sus puertas en Georgia

Leyendo ahora:

La Escuela Europea abre sus puertas en Georgia

La Escuela Europea abre sus puertas en Georgia
Tamaño de texto Aa Aa

Septiembre es el mes de la vuelta al cole. Y en Georgia un grupo de estudiantes va a disfrutar de una oportunidad singular: estudiar en la primera Escuela Europea del país.

Entre ellos se cuenta Miriam Kebadze, una joven originaria de Kareli, una pequeña ciudad del Caucaso. "Estoy un poco nerviosa porque probablemente va a ser difícil, pero confío en que sea un buen año para mi", explica.

Miriam sueña con hacer carrera como diplomática, y al igual que su familia, está ilusionada. Creen que gracias a esta formación, podrá contribuir al desarrollo del país.

Georgia sigue marcada por su pasado soviético y por la guerra de 2008 contra Rusia. El territorio secesionista de Osetia del Sur se encuentra a tan sólo 20 kilómetros de su casa.

En total, 30 estudiantes de Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania (los países que integran la Asociación Oriental) han sido becados por la Unión Europea. Tienen entre 16 y 17 años, y esta es la visión que tienen del proyecto comunitario. "En Europa no hay fronteras, comparten los mismos valores: libertad, igualdad, estado de derecho... Y eso es lo que me gusta", afirma Constantin Arhip, estudiante de Moldavia.

Pero no todos tienen una imagen tan positiva. "Personalmente, creo que la Unión Europea es un dinosaurio político, no corresponde al siglo XXI. Por eso algunos paises como Reino Unido se van, o hay desavenencias internas sobre la economía, la migrantes y demás. Creo que el futuro de la Unión Europea peligra", afirma por su parte Ulvi Gitaliev, de Azerbaiyán.

Según nuestra corresponsal, Elena Cavallone, "brindar perspectivas a los jóvenes es uno de los objetivos de la cooperación entre la Unión Europea y los países de la Asociación Oriental". Afirma que "en regiones caracterizadas por los conflictos congelados y la inestabilidad política, emprender estudios internacionales puede contribuir a promover la paz y la seguridad".

La escuela abrió sus puertas el 4 de septiembre y con ella la Unión Europea aspira a aumentar su influencia en la región. "Tenemos que tratar con nuestros vecinos, no sólo mejorando nuestras relaciones con ellos, también mejorarando sus condiciones de vida. Porque lo que aqui ocurre tiene repercusiones en nuestro territorio", explica Johannes Hahn, comisario europeo de Vecindad. "Como europeos podemos exportar estabilidad o importar inestabilidad. Hay cosas que tienen que hacerse en paralelo".

La iniciativa ha suscitado interés en otros países vecinos que aspiran a acoger escuelas europeas, en el futuro.