Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

El gobernador del Banco de Inglaterra explica las consecuencias de un Brexit sin acuerdo

El gobernador del Banco de Inglaterra explica las consecuencias de un Brexit sin acuerdo
Tamaño de texto Aa Aa

Mañana se cumple el décimo aniversario de la caída de Lehman Brothers, el punto más álgido de la crisis financiera, cuando todo el mundo se vio presa del pánico y el gobierno no estaba seguro de cómo actuar bajo el mandato de Gordon Brown.

El gobernador del banco de Inglaterra, Mark Carney, anunció hace algunos días que continuará en el cargo otros seis meses más para que haya una continuidad durante el Brexit.

Carney fue invitado por la Primera Ministra británica, Theresa May, a una reunión especial del gabinete para delinear las consecuencias financieras si se diera un Brexit sin haber alcanzado un acuerdo.

La reunión se llevó a cabo en el 10 de Downing Street. El encuentro duró aproximadamente tres horas y media, y Mark Carney les dijo a los ministros reunidos que estaban analizando el plan de continuidad y que si se diera un Brexit sin acuerdo los precios de las casas según la prueba de resistencia del Banco de Inglaterra caerían un tercio, la libra se vería debilitada y las hipotecas subirían. En resumen, Carney describió un escenario parecido al de 2008.

El Reino Unido ha empezado a alcanzar en los últimos años el nivel económico de antes de 2008 y se ha dicho que después del informe del gobernador del Banco de Inglaterra los ministros empezaron a hacer preguntas.

El Financial Times publica que fue un intercambio bastante justo y que habrá algunos, como es normal, que opinen que el informe de Mark Carney es un fraude.

También se ha dicho lo contrario, que fue el gabinete de ministros el que puso a prueba a Mark Carney respecto a sus predicciones y que Sajid Javid, el ministro del interior y Matt Hanckock, ministro de Salud, fueron especialmente críticos con la valoración del gobernador del Banco de Inglaterra.

Ambos en un futuro podrían verse enfrentados por el liderato del partido conservador británico. De momento parece que hay reacciones encontradas en el gabinete.