Última hora

Última hora

Las autopistas brillan por su ausencia en Rumanía

Leyendo ahora:

Las autopistas brillan por su ausencia en Rumanía

Las autopistas brillan por su ausencia en Rumanía
Tamaño de texto Aa Aa

Las autopistas en Rumanía se construyen a paso de tortuga: solo 22 kilómetros por año, a pesar de la constante petición de los ciudadanos de una mejora de las infraestructuras que facilite el transporte de personas y mercancías hacia el oeste de Europa.

Solo 750 kilómetros de "alta velocidad"

El dato ha sido calculado por Expertos Proinfraestructuras, una ONG que realiza el seguimiento del estado de la red de carreteras. El país cuenta con 750 kilómetros de autopistas, lo que supone solo el cinco por ciento del total de carreteras. Las autoridades se plantean todos los años grandes planes pero da la sensación de que siempre un obstáculo acaba cruzándose en el camino.

Ionut Ciurea, vicepresidente de Pro Infrastructure:

"La burocracia es muy, muy complicada. Tenemos un montón de problemas y el camino se bloquea con la expedición de permisos: permisos de construcción, medioambientales... La oficina de carreteras no es capaz de comenzar a tiempo los procesos de licitación. No son eficaces con la documentación de licitación, y además tenemos mucha contestación. Muchos problemas derivados de la falta de capacidad administrativa de la oficina de carreteras, de distintos ministerios, de diferentes agencias estatales y, por supuesto, tenemos los problemas del sector privado.

El lastre de la burocracia

A esto se añaden los desastres que a veces provoca la mediocridad de los planes de construcción. Como en 2015, cuando un segmento de autopista recién inaugurado en el oeste del país se desmoronó como consecuencia de deslizamientos de tierra.

La escasez de autopistas perjudica notablemente al sector turístico, pero son los transportistas quienes sufren las mayores pérdidas económicas.

Radu Dinescu, secretario general del sindicato de transportistas UNTTR:

"A veces no lo puedes ver con los ojos de un conductor de coche, sino con los de un camionero: a veces solo puedes conducir sesenta kilómetros seguidos porque hay un puente que no soportaría el peso de tu camión, o el camino no aguantaría el peso estándar del vehículo. El estándar europeo es de cuarenta toneladas. Y tienes que dar una vuelta de 180 kilómetros. Nos pasan estas cosas en Rumanía y, desgraciadamente, suceden desde hace mucho tiempo ".

Rumanía, clave en la interconexión europea

Rumanía es una parte importante del corredor paneuropeo cuatro, que va desde el Mar Negro y pasa, entre otras ciudades, por Salónica; Bucarest o Viena, hasta llegar a las alemanas Dresde y Nuremberg. Las carreteras rumanas resultan cruciales para la interconexión. La parte rumana de los corredores es de 834 kilómetros y solo el setenta por ciento resulta realmente funcional.

Matteo Patrone, director regional para Rumanía y Bulgaria del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo:

"Las infraestructuras son la base de la confluencia del país. Y Rumanía tiene claramente una brecha en este tema. Con menos de 750 kilómetros de autopistas es probablemente la superficie de redes de carretera menos densa de la Unión Europea, tanto por extensión como por población. Por lo que hay mucho que hacer aquí".

Según una encuesta del Foro Económico Mundial, Rumanía ocupaba en 2017 el lugar 28, es decir, el último, en cuanto a calidad de las carreteras de los 28 miembros de la Unión. y el puesto 25 de los 28 en 2015 respecto al nivel de ejecución de la red de transporte paneuropea TEN-T.