Última hora

Última hora

Díaz-Canel se declara a favor del matrimonio homosexual

Leyendo ahora:

Díaz-Canel se declara a favor del matrimonio homosexual

Díaz-Canel se declara a favor del matrimonio homosexual
Tamaño de texto Aa Aa

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, dijo el domingo que está a favor de incluir el matrimonio entre personas del mismo sexo en la nueva Constitución, que actualmente se está debatiendo.

"Estoy de acuerdo, creo que reconocer el matrimonio entre personas, sin limitaciones, responde al problema de eliminar todo tipo de discriminación en la sociedad", dijo el líder en una entrevista en el canal de televisión latinoamericano Telesur, transmitida el domingo por la noche.

Los cubanos comenzaron a discutir un proyecto de nueva Constitución a mediados de agosto, que reconoce la propiedad privada y allana el camino para la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, una de las principales demandas de la comunidad LGBT de la isla.

La Iglesia Católica local se opone firmemente a la posible aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo.

"No puedo prejuzgar el debate popular" sobre este tema, aseguró el presidente cubano en la reunión antes de dar a conocer, por primera vez, su opinión personal sobre el tema.

La diputada Mariela Castro, hija del ex presidente Raúl Castro y directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), ha sido una defensora de los derechos de la mujer y de la comunidad LGBT desde hace mucho tiempo.

Estigmatización de las minorías sexuales

Después de la Revolución de Castro en 1959, las minorías sexuales fueron estigmatizadas y los homosexuales acosados o incluso enviados a campos de "reeducación". Se aplicó entonces una política de marginación encaminada a excluirlos de todo empleo público.

En 2010, Fidel Castro reconoció las "injusticias" cometidas contra los homosexuales que provocaron el exilio forzado de muchos intelectuales y artistas en las décadas de 1960, 1970 y 1980.

La eliminación del término "comunismo" en la nueva Constitución no es una "renuncia"

En la misma entrevista, Díaz Canel aseguró que la eliminación del término "comunismo" en el proyecto de nueva Constitución del país no es una "renuncia" al estar implícito en el socialismo.

"No lo entiendo como una renuncia", respondió Díaz-Canel después de que la presidenta de la cadena estatal venezolana Telesur, Patricia Villegas, le preguntara por qué el texto provisional de la próxima Carta Magna menciona solo el "socialismo" como política de Estado, en contraste con la vigente, que consigna el "avance hacia la sociedad comunista".

El presidente cubano aludió a las ideas del filósofo alemán Karl Marx, quien planteó el socialismo como un paso previo a alcanzar la meta de la sociedad comunista, al argumentar que "comunismo y socialismo están íntimamente relacionados" y "cualquiera de los dos términos implica el otro".

En este sentido, defendió que, casi seis décadas después de imponerse el actual sistema de inspiración soviética bajo el liderazgo de Fidel Castro tras el triunfo de la Revolución de 1959, el país está hoy "más cerca de la construcción socialista, que es compleja y amplia".

Lo que no será modificado respecto a la actual Constitución de 1976 es el poder absoluto del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal), que se mantendrá como la "fuerza dirigente superior" del Estado, en un intento de blindar el sistema al prevenir la irrupción de otras fuerzas políticas.

Díaz-Canel aseguró que las generaciones jóvenes del país "se identifican con la revolución y con el partido" y por tanto están a favor del sistema que prohíbe otras fuerzas políticas al margen del PCC.

"Hay que reconocerlo, las relaciones con Estados Unidos están en retroceso"

En cuanto a las relaciones con Estados Unidos, el presidente cubano aseguró que está abierto al diálogo, aunque considera que este será imposible mientras la administración Trump mantenga su actitud hacia la isla, que calificó de "aberrante".

"Indudablemente, hay que reconocerlo, las relaciones hoy están en retroceso -afirmó Díaz-Canel-. Nosotros no negamos en ningún momento las posiblidades de diálogo, pero tiene que ser un diálogo entre iguales, tiene que ser un diálogo en el que se nos respete, y tiene que ser un diálogo en el que no se nos condiciones nuestra soberanía".

En cuanto a sus relaciones con Raúl Castro, aseguró que le consulta prácticamente todos los días y dijo que es "como un padre que le guía, pero le deja caminar".