Última hora

Última hora

Brexit y migración, temas clave de la cumbre de Salzburgo

Leyendo ahora:

Brexit y migración, temas clave de la cumbre de Salzburgo

Brexit y migración, temas clave de la cumbre de Salzburgo
@ Copyright :
Francisco Seco/Pool via REUTERS
Tamaño de texto Aa Aa

Los líderes de la Unión Europea se reúnen en Salzburgo, a partir del miércoles, para celebrar una cumbre informal en la que se debatirán dos cuestiones clave: brexit y migración.

La primera ministra británica, Theresa May, ha sido invitada a participar en la cena consagrada al divorcio. Y sabe que algunos platos podrían resultar especialmente amargos.

La inmigración será otro de los platos fuertes del encuentro. Y nadie duda de que el gobierno italiano seguirá creando dolores de cabeza.

Para Theresa May, este será el primer encuentro con los líderes europeos después de que presentara sus propuestas para dejar la Unión. Y el gran desafío será encontrar una solución a la cuestión de la frontera entre las dos Irlandas.

"Sería muy importante alcanzar un acuerdo claro en esta reunión. Y me gustaría ver avances y acuerdos concretos sobre la cuestión irlandesa. Si se resuelve esto, el resto seguirá", explica la analista política Maria Demertzis, del centro Bruegel.

La Unión Europea había fijado octubre como fecha tope para alcanzar un acuerdo sobre el brexit. Y en una carta dirigida a los líderes de los 28 países de la Unión Europea, el presidente del Consejo, Donald Tusk, se dice dispuesto a convocar una cumbre extraordinaria en noviembre para cerrar el trato. Reconoce, sin embargo, que "desafortunadamente no se puede descartar el escenario de un no acuerdo". Aunque concluye diciendo que "si todos actuamos con responsabilidad, podemos evitar una catástrofe".

En cuanto a la migración, los líderes europeos llegan a Salzburgo más divididos que nunca.

El plan de la Comisión Europea para reforzar Frontex ha caído mal en países como la República Checa o Eslovaquia, que prefieren recibir directamente el dinero para proteger sus fronteras.

"No espero un progreso real en Salzburgo", explica Francesco Guarascio, corresponsal de la agencia Reuters. "No sólo porque hay divisiones importantes entre los estados miembros, también porque algunos partidos políticos están ganando rédito gracias a la crisis migratoria. Así que tal vez no les interesa resolverla demasiado rápido".

Italia es uno de los países que más está presionando en materia de migración. Y su ministro del interior, Matteo Salvini, es uno de los que podrían recoger los frutos en las próximas elecciones europeas de mayo.

"Estamos en una encrucijada. Probablemente, las elecciones no cambiarán totalmente el panorama, el problema seguirá, pero tendrá que resolverse en algún momento", afirma Guarascio.

La cumbre de Salzsburgo promete ser intensa, con una Unión Europea que trabaja contra reloj para resolver dos crisis decisivas para su futuro.