Última hora

Última hora

La vida después del Aquarius

Leyendo ahora:

La vida después del Aquarius

La vida después del Aquarius
Tamaño de texto Aa Aa

Tres meses después de que el Aquarius desembarcase en Valencia, la corresponsal de Euronews Anelise Borges, la única periodista de televisión a bordo del Aquarius, ha vuelto a España para descubrir cómo se están adaptando a su nueva vida los pasajeros de la embarcación.

A.B: Armados con las pocas palabras de español que conocen y con la enorme sonrisa que ya conocíamos, la familia Dahrabou, de origen marroquí nos dan la bienvenida a su nueva vida.

Ali, Mariam y Miral van acostumbrándose poco a poco a su nueva vida en España.

ALI: "Lo intentamos. Tuvimos dos entrevistas con las autoridades francesas, pero al final no nos aceptaron. En realidad, queríamos ir a Francia. Especialmente por la proximidad con nuestra cultura y el lenguaje. Así que cuando descubrimos la decisión de Francia nos sentimos mal"

A.B: A bordo del Aquarius, Ali y su mujer me dijeron que huían de la violencia en Lybia. Sin embargo, ahora es cuando me queda realmente claro por qué no pueden volver a Marruecos, el país donde nacieron. A través de la transcripción de la demanda de asilo de Mariam, he entendido que su familia vivía en la pobreza y por eso accedieron a casarla con un traficante de drogas. Estas líneas describen terribles recuerdos de abusos y violaciones...Cuando consiguió divorciarse, huyó. Junto a su actual marido, Ali, viajó a Libia para empezar una nueva vida. Pero atrapados por la violencia del país, no les quedó otro remedio que lanzarse al Mediterráneo en busca de una nueva oportunidad.

ALI: "Todo lo que hemos hecho ha sido por nuestra hija. Porque no habría tenido futuro en Libia. Si puedo conseguir un trabajo aquí en España, estoy seguro de que podré darles garantía de una vida mejor"

MARIAM: También quiero buscar un trabajo para así poder ofrecer a mi hija la oportunidad de ir a la escuela para que en el futuro pueda convertirse en una abogada, una médica o quizá una periodista"

A.B: En un movimiento político que envía un sólido mensaje de solidaridad, España se ofreció para acoger a aquellos que como Ali y Marian arriesgaron todo para cambiar el curso de su destino. Solo la región de Valencia acogió a 150 personas del Aquarius. Ahora, tres meses después a pesar del precio de acoger y dar de comer, además de procesar sus trámites de asilo, las autoridades aseguran que estas llegadas no suponen una crisis.

Juan Carlos Fulgencio: "No, España no tiene un problema migratorio. Lo que existen son picos de periodos de llegada. Y esto ha pasado durante toda la historia"

A.B: Desde que Italia y Malta endurecieron su postura contra la inmigración, España ha lidiado con el significante incremento de personas llegando a sus costas

Y las autoridades continúan diciendo que la única forma de lidiar con el problema es a nivel europeo.

Juan Carlos Fulgencio: "Pensar que el fenómeno de la inmigración es un problema temporal o local es un terrible error, no es un problema de España, es un problema del cojnunto de Europa. Si Europa quiere crecer como sociedad tiene que hacer caso y crear una política migratoria. Los flujos migratorios van a seguir existiendo por muchas decisiones que se adopten en otros países. La gente busca huir de la guerra de la muerte y del hambre."

A.B: Gente como Mariam, Ali o Miral, que escaparon de una vida dificil, ahora solo pueden esperar que Europa les dé una oportunidad para empezar de nuevo.