Última hora

Última hora

Pato Pekinés, un manjar imperial

Leyendo ahora:

Pato Pekinés, un manjar imperial

Pato Pekinés, un manjar imperial
Tamaño de texto Aa Aa

El pato pekines era un manjar reservado a la familia del emperador que ahora es un plato popular, y no sólo en China. La receta del restaurante Quanjude, fundado en 1864 durante la dinastía Qing tiene reputación en el mundo entero. Quanjude significa literalmente: perfección, unión y virtud suprema

Cada uno de los comensales que vienen a esta institución se llava un certificado con el número del pato que va a comerse.

Para que quede así: jugoso, crujiente y rojo por fuera se asa durante 50 minutos en un horno abierto, alimentado por troncos de albaricoquero y peral, que emiten poco humo y dan al ave un aromático sabor.

"La parte más importante es el horneado. Tostar es la parte más difícil del proceso", asegura GU Hong, director de relaciones públicas y marketing de Quanjude. "El chef debe tener la experiencia para evaluar los tiempos y la temperatura. También debe controlar la madera del horno. Hay dos formas de cocinarlo: en un horno cerrado o en uno abierto, como aquí en Quanjude. En este caso las llamas son más altas".

En Quanjude, el pato pekinés se sirve de 400 formas distintas. Antiguamente la cortaban en 108 rebanadas, hoz en día se obtinenen 90 lonchas por cada pato, y la forma tradicional de comerla es sobre una tortita acompañado de puerros y salsa.

Más de Postcards