Última hora

Última hora

La tradición se mantiene en los zapatos más duraderos de Pekín

Leyendo ahora:

La tradición se mantiene en los zapatos más duraderos de Pekín

La tradición se mantiene en los zapatos más duraderos de Pekín
Tamaño de texto Aa Aa

El rostro de Pekin cambia muy rapidamente, pero lo bueno y lo antiguo también se veneran. San Yeh nos conduce en tuk-tuk a través de los Hutongs, estos barrios de casas bajas y calles estrechas, algunos datan del siglo XIII. Pekin es inmenso. Para recorrerlo a pie o en tuk-tuk quienes trabajaban para el emperador usaban las Neiliangsheng, unas zapatillas incombustibles que aún se fabrican.

Se decía que quienes las usaban, tendrían una promoción. Después de la revolución de 1911, los artistas empezaron a calzar este tipo de zapatillas de satén o de cuero, que hoy forman parte de la cultura pequinesa. Totalmente hechas a mano, en esta tienda las fabrican desde 1853.

"La suela está hecha de algodón y lino. Tiene 35 capas para los zapatos de hombre y 31 para los de la mujer. Hay 81 puntadas por cada 11 centímetros cuadrados y a una persona le lleva una semana confeccionar un par", explica HE Kaiying, heredero del oficio Neiliangsheng. Estos zapatos son tan resistentes porque las agujas son más estrechas y delgadas que el lino que se inserta en ellas.

El señor HE ha estado dedicado a esta profesión durante 38 años. La aprendió de su padre. De niño, disfrutaba pasando las horas en el taller. Su madre también trabajó allí. Al principio, cuando reanudó el comercio, tenía un mentor. Hoy tiene 4 aprendices, todos niños nacidos en los años 80. Cada uno especializado en parte del proceso de fabricación: materiales, técnicas, etcétera.

Los zapatos Neiliansheng forman parte del patrimonio inmaterial a nivel estatal desde hace diez años.

Más de Postcards