Última hora

Última hora

El acuerdo sobre Gibraltar, casi cerrado

Leyendo ahora:

El acuerdo sobre Gibraltar, casi cerrado

El acuerdo sobre Gibraltar, casi cerrado
Tamaño de texto Aa Aa

Cada día, unos 8.000 españoles cruzan la frontera entre España y Gibraltar para trabajar en el Peñón. En coche, en moto, a pie o en bicicleta. Ahora están preocupados por el brexit.

"Hemos avanzado mucho porque compartimos objetivos. Y si compartes objetivos y aún no has llegado a acuerdos técnicos, puedes seguir siendo optimista de que los técnicos podrán dar un hecho a los acuerdos entre los políticos",

Fabian Picardo Ministro principal de GIbraltar

Tienen miedo de perder sus empleos o de que se les exija un visado, lo que significa que las colas podrían ser eternas. "En vez de tardar cinco minutos en cruzar la frontera, como ahora, podría tomarme tres o cuatro horas", explica Gemma Salcedo, que desde hace quince años trabaja en una tienda de Gibraltar. "Pero lo peor es la incertidumbre. Llevamos demasiado tiempo sin saber qué va a pasar".

El Peñón es también el motor económico de esta zona del sur de España, el Campo de Gibraltar. Se estima que genera el 26% del producto interior bruto. Y no sólo crea empleo. Las empresas de la zona exportan bienes y servicios a Gibraltar.

Loren Periáñez es propietario de dos negocios, además de presidente del Grupo Transfronterizo que agrupa a los empresarios y a los sindicatos de ambos lados de la frontera. Ahora teme por el futuro de su actividad comercial. "Mi negocio depende mucho de Gibraltar. Uno de ellos consiste en la venta de motocicletas y depende hasta en un 90%. Y también vendo muebles y en este caso el volumen de negocios que hago con los gibraltareños y los trabajadores transfronterizos es de alrededor del 40%”, explica.

En Gibraltar también están inquietos. La empresa GibMaroc importa productos frescos que llegan por carretera desde Europa. Y para ellos es esencial que el tráfico en la frontera siga siendo fluido. Su propietario, George R. Desoisa, considera que un acuerdo es posible, pero afirma que está preparado para cualquier eventualidad.

"Gibraltar y los gibraltareños, como supervivientes y verdaderos empresarios que somos, hemos dado la vuelta a las cosas. Diría que 48 horas después del referéndum hubo un énfasis distinto, un empuje diferente, y los gibraltareños empezaron a trabajar para ver cómo afrontar el reto", comenta Desoisa.

La población del Peñón votó claramente en contra de brexit, casi el 96% dijo no a la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Pero algunos lo ven como una oportunidad para cerrar los contenciosos pendientes con España.

Madrid ha dejado de lado la cuestión de la soberanía. Pero aspira a utilizar brexit para resolver otros problemas pendientes desde hace ya demasiado tiempo. Principalmente, el uso conjunto del aeropuerto de Gibraltar, el fin de los vertidos contaminantes al mar, o la lucha contra el contrabando de cigarrillos.

Sin embargo, el punto más controvertido sigue siendo la transparencia fiscal, como ha confirmado el Ministro Principal de Gibraltar, Fabian Picardo, en una entrevista con Euronews.

"Hoy en día no tenemos un acuerdo final en relación a los asuntos relacionados con la fiscalidad. Pero creo que hemos avanzado mucho porque compartimos objetivos. Y si compartes objetivos y tan sólo faltan los acuerdos técnicos, puedes seguir siendo optimista y considerar que los técnicos podrán cerrar los acuerdos alzanzados por los políticos", explica Picardo. "El acuerdo podría cerrarse en cuestión de horas".

El acuerdo entre Madrid y Londres parece al alcance de la mano. Pero en caso de fracaso, España podría excluir a Gibraltar del acuerdo sobre brexit y de su período transitorio.