Última hora

Última hora

Localizado el cadáver del niño fallecido en las inundaciones de Mallorca

Leyendo ahora:

Localizado el cadáver del niño fallecido en las inundaciones de Mallorca

Localizado el cadáver del niño fallecido en las inundaciones de Mallorca
@ Copyright :
REUTERS/Enrique Calvo
Tamaño de texto Aa Aa

El cuerpo sin vida del pequeño Arthur de cinco años fue localizado a unos 500 metros del último puente de la localidad de Sant Llorenç, una de las más afectada por las intensas lluvias que asolaron la isla balear de Mallorca el pasado 9 de octubre.

Los servicios de rescate de la Guardia Civil, efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y bomberos de Mallorca, llevaban desde la semana pasada buscando al menor desaparecido tanto en tierra firme como en el mar.

Se ha comunicado la noticia a la familia casi inmediatamente después del hallazgo.

Con la localización del cadáver del pequeño Arthur se eleva a trece la cifra de víctimas mortales de la riada que afectó a dos municipios del noreste de la isla de Mallorca, una de las zonas más turísticas de España.

Trece fallecidos

Los fallecidos por esta riada son 7 hombres y 5 mujeres: seis españoles, un matrimonio británico, un matrimonio alemán, un hombre alemán y una mujer holandesa.

Entre las víctimas mortales se encuentra la madre de Arthur, Joana Lliteras, farmacéutica de la localidad de Manacor, que perdió la vida tras verse sorprendida en su coche por la tromba de agua junto a sus dos hijos, el pequeño de 5 años, y una niña de 7, que logró sobrevivir tras ser rescatada por un ciudadano alemán.

Los reyes de España asistirán hoy a los funerales que se celebrarán por las víctimas de esas inundaciones en la localidad mallorquina de Manacor, pueblo natal del tenista Rafa Nadal, situado a unos trece kilómetros de la zona más afectada.

Lee: ¿Cómo se desencadenó la mortal tormenta en Mallorca?

Hasta 232 litros de agua por metro cuadrado en apenas dos horas cayeron en las zonas más afectadas del norte de Mallorca, un fenómeno tan insólito que los meteorólogos españoles aseguraron que ocurre una vez cada 1.000 años.

La AEMET explicó a Euronews que se trató de un episodio de DANA (Depresión aislada en niveles altos) o, como se conoce comúnmente, de gota fría que, según señalaron, suele llevar asociada precipitaciones fuertes e incluso muy fuertes a nivel local de origen tormentoso debido a la inestabilidad del aire húmedo marítimo.

Pero, combinado con el aire frío en niveles medios de la troposfera, dio lugar a "la tormenta perfecta".