Última hora

Última hora

El Tribunal Supremo obliga a la banca a pagar el impuesto de las hipotecas

Leyendo ahora:

El Tribunal Supremo obliga a la banca a pagar el impuesto de las hipotecas

El Tribunal Supremo obliga a la banca a pagar el impuesto de las hipotecas
Tamaño de texto Aa Aa

Duro varapalo de la justicia a la banca española.

Una sentencia del Tribunal Supremo, conocida este jueves, establece que son los bancos y no sus clientes quienes tienen que pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Se trata de una de las tasas que grava el préstamo hipotecario con hasta un máximo del 1,5% del crédito, dependiendo de la Comunidad Autónoma.

La decisión puede afectar a ocho millones de hipotecas pero no está claro si todo el mundo puede reclamar.

"Los usuarios que no hace cuatro años sino hace ocho años, hace diez, hace catorce o hace dieciséis suscribieron hipotecas creemos que tienen el mismo derecho a reclamar lo que les corresponde y lo que pagaron indebidamente que los que firmaron la hipoteca ayer por la tarde", ha explicado el secretario general de la Asociación de Usuarios de Bancos (ADICAE), Fernando Herrero.

Por término medio para un préstamo de 150.000 euros la cantidad a devolver por las entidades bancarias sería de unos 1.500 euros. Se paga por formalizar la inscripción de la hipoteca de la vivienda en el registro.

El Tribunal Supremo entiende que al ser los bancos los beneficiarios de este trámite pues tienen que asumir su coste. La decisión judicial, que anula y corrige otra sentencia anterior del mes de febrero, ha caído como un jarro de agua fría entre la banca.

Tanto que el sector bancario ha llevado a los números rojos al selectivo Ibex-35 de la Bolsa de Madrid. Las entidades más expuestas al mercado hipotecario han retrocedido más del 6%.

La Asociación Española de Banca (AEB), a través de un comunicado, ha confirmado que cumplirá "con el nuevo criterio normativo" establecido por el Tribunal Supremo a partir de esta sentencia.

Lea el comunicado y la sentencia íntegra del Tribunal Supremo.