Última hora

Última hora

La Fiscalía del Estado pide 25 años de cárcel para Junqueras y la abogacía la mitad

Leyendo ahora:

La Fiscalía del Estado pide 25 años de cárcel para Junqueras y la abogacía la mitad

La Fiscalía del Estado pide 25 años de cárcel para Junqueras y la abogacía la mitad
@ Copyright :
REUTERS/Javier Barbancho
Tamaño de texto Aa Aa

La Fiscalía del Estado ha pedido para el exvicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, 25 años de cárcel por los delitos de rebelión y malversación, así como 25 años de inhabilitación. En su escrito, la Fiscalía considera a Junqueras el líder de la rebelión. Por su parte, la Abogacía del Estado sólo solicita la mitad por sedición y malversación y no contempla el delito de rebelión.

17 años para los Jordis y Forcadell

La Fiscalía también pide 17 años de cárcel y 17 de inhabilitación por el delito de rebelión para los Jordis -Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, presidente de Ómnium Cultural- y para la expresidenta del Parlament de Cataluña, Carmè Forcadell. Por su parte, la Abogacía también pide una reducción estas penas a 11 a´ños para los exconsellers y 10 para Forcadell.

16 años para Turull, Romeva, Forn, Rull y Bassa

Para los cinco exconsellers presos, Jordi Turull, Raül Romeva, Joaquim Forn, Josep Rull y Dolors Bassa reclama 16 años de cárcel, mientras que la Abogacía sólo solicita 8 años.

Para los exconsellers Carles Mundó, Santi Vila y Meritxell Borràs, el Ministerio Público pide siete años por malversacióny desobediencia.

REUTERS/Susana Vera
De izquierda a derecha, Joaquim Forn, Raül Romeva, Dolors Bassa, Jordi Turull, Carles Mundo, Josep Rull y Meritxell Borras a su llegada al Tribunal Supremo el 2 de noviembre de 2017REUTERS/Susana Vera

La Abogacía del Estado descarta acusar de rebelión a Junqueras y los otros acusados

Por su parte, la Abogacía del Estado acusará a los líderes del procès solo por sedición y malversación, cuya condena máxima es de 15 años de prisión, y descarta acusar de rebelión a Junqueras y a los otros ocho procesados.

Esta decisión de la Abogacía del Estado se interpreta en clave de política interna como un gesto del Ejecutivo socialista para conseguir los votos del independentismo a la hora de aprobar los Presupuestos Generales del Estado. El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ya ha advertido en varias ocasiones de que no los respaldará a cambio de nada y ha exigido que se negocie la autodeterminación de Catalunya.

Con la presentación de acusaciones tras diez meses de instrucción, se dará paso al juicio, que, sin duda, será uno de los más importantes de la Democracia española. Se cree que podría comenzar a finales de este año o principios del que viene.