Última hora

Última hora

En los túneles de la I Guerra Mundial

Leyendo ahora:

En los túneles de la I Guerra Mundial

En los túneles de la I Guerra Mundial
Tamaño de texto Aa Aa

La cantera de Froidmont, en Braye-en-Laonnois, en el noreste de Francia, es una compleja red de túneles que está llena de restos y testimonios de guerra. Aquí, en estos 20 kilómetros de ramificaciones, se refugiaron los soldados alemanes primero y después los franceses y estadounidenses durante la I Guerra Mundial.

En las paredes hay multitud de inscripciones, dibujos e incluso pequeñas esculturas que dejan constancia de los horrores de la guerra.

"Estas canteras fueron muy útiles, servían de refugio, eran fortalezas bajo tierra. En el Somme o en Bélgica, los alemanes tuvieron que cavar para esconderse, pero aquí ya estaba todo hecho. Aquí tenemos más de diez metros de roca por encima de nosotros, es una protección muy grande. Era un lugar para dormir, para descansar, era la enfermería. Es verdaderamente una aldea subterránea y fortificada", explica Gilles Chauwin, presidente de la asociación de Chemin des Dames.

La mayoría de los grabados los hicieron los estadounidenses de la 26ª división. Sin embargo, no eliminaron las inscripciones realizadas por los enemigos que les precedieron.

"Es la proliferación de los gritos de soldados de la misma unidad, de la misma asociación. Porque son Caballeros de Colón o masones o de la misma procedencia, como los irlandeses. Solo los irlandeses especificaron en las paredes que eran estadounidenses, pero de origen irlandés", decía Chauwin.

La cantera solo puede visitarse por petición, para proteger esta parte de la historia que permanece intacta después de cien años.

Ahora euronews en español, también está en WhatsApp. Para más detalles, sigue este enlace.