Última hora

Última hora

Hecatombe en California: 66 muertos y 631 desaparecidos

Hecatombe en California: 66 muertos y 631 desaparecidos
Tamaño de texto Aa Aa

California hace frente al horror. Los devastadores incendios se han convertido en una hecatombe, que ha dejado a su paso al menos 66 muertos y una cifra de desaparecidos impensable, 631 personas de las que no se tienen noticias, una cifra casi cinco veces mayor a la que las autoridades dieron el miércoles.

La mayoría, personas de más de 60 años que vivían en Paradise, la zona cero de la tragedia, donde prosigue una dantesca búsqueda de cadáveres bajo las cenizas de miles de viviendas arrasadas por las llamas.

REUTERS/Terray Sylvester

“Vamos a tener que gestionar mejor nuestros bosques y construir nuestras ciudades de manera más inteligente -ha dicho el gobernador de California, Jerry Brown-. Tenemos que construir refugios para que la gente pueda escapar cuando estos terribles incendios se nos van de las manos. Y sí, vamos a tener que lidiar con el cambio climático, no solo luchar contra el problema".

Visita de Trump a California tras amenazar con cortar los fondos al estado

El presidente estadounidense, Donald Trump, visitará este sábado California y se reunirá con algunos de los afectados, días después de provocar una nueva polémica al amenazar con cortar los fondos federales al estado si no toma medidas para evitar los incendios.

Camp Fire, uno de los dos enormes incendios que siguen activos en California y el más terrible que se recuerda en la historia del estado, podría haberse iniciado por un problema en una línea de alta tensión. Afectados han presentado una demanda contra la compañía eléctrica responsable.

Una semana después, Camp Fire ha arrasado casi 57.000 hectáreas y Woolsey Fire, que arde en el sur de California, muy cerca de Los Ángeles, casi 40.000.

Instagram/@d.rxod/via REUTERS

Un campamento para los evacuados en el parking de un supermercado Walmart

Mientras, en Paradise, muchos de los miles de vecinos evacuados, que no han encontrado refugio en casas de amigos o albergues, permanecen acampados en el parking de un supermercado Walmart a las afueras de la localidad, expuestos al humo tóxido de los incendios y sobreviviendo gracias a donaciones.

REUTERS/Terray Sylvester