Última hora

Última hora

Japón domina la primera jornada del Gran Slam de Judo de Osaka

Leyendo ahora:

Japón domina la primera jornada del Gran Slam de Judo de Osaka

Japón domina la primera jornada del Gran Slam de Judo de Osaka
Tamaño de texto Aa Aa

El dominio japonés ha sido la tónica en el primer día del Grand Slam de Osaka. Uno de los motivos ha sido el estado de forma de nuestra mujer de la jornada, Abe Uta. Con su habitual explosividad, ha utilizado su movimiento característico, una difícil llave en la que usa solo los puños de las mangas para levantar a su oponente una otra vez.

Su semifinal fue una revancha de la final mundial de principios de este año y la joven de solo 18 años volvió a vencer en menos de 10 segundos. Una hazaña nada despreciable teniendo en cuenta que su oponente fue la excampeona del mundo Shishime Ai.

Tras derrotar a Tsunoda Natsumi en la final, Abe Uta ha dejado claro que es la rival a batir: "En realidad, he perdido contra Tsunoda tres veces enteriormente, y esta vez sentí que realmente necesitaba ganarla para llegar a las Olimpiadas de Tokio 2020. Y con esta fuerte sensación y ambición ha estado pensando y practicando para ganar a Tsunoda".

Otra exhibición fue la del número uno del mundo. Nagayama Ryuju, nuestro hombre del día, con su estilo dinámico de judo. Afrontó la final con un plan claro que ejecutó de manera brillante, tumbando a su oponente cada vez que Yago Abuladze le agarraba por encima del hombro opuesto. El ruso había utilizado esta maniobra con gran eficacia a lo largo del día, pero Nagayama explotó su debilidad: atacó con un Ura-nage y, finalmente puntuó con esta espectacular técnica.

"En la misma categoría de peso en la que estoy tenemos a Takato Naohisa, que es mayor. En realidad no he peleado con él hoy, así que todavía tengo que hacerlo. Hasta entonces no creo que yo sea el número uno. La próxima vez me gustaría que nos encontráramos en el tatami y ganarle", ha subrayado Ryuju.

La campeona del mundo Tonaki Funa también estaba también presentaba un gran estado de forma. Aprovechó el fallido lanzamiento de sacrificio de Munkhbat, haciendo una rápida transición y no dejando ninguna escapatoria para la campeona mundial de 2013.

Joshiro Maryam se enfrentó al actual y doble campeón del mundo Abe Hifumi, hermano de Abe Uta. Después de una épica contienda por el oro, el número 14 del mundo sorprendió a Abe con un brillante ataque Tomoe Nage, obteniendo la puntuación decisiva y haciendo una declaración clara de intenciones en la categoría de menos de 66 kilos. Su Alteza Imperial la Princesa Tomohito de Mikasa le colgó la medalla de oro.

Nuestro movimiento del día fue un Uchi-mata casi perfecto de Shishime Toru.