Última hora

Última hora

Más de 8000 médicos cubanos se van de Brasil

Más de 8000 médicos cubanos se van de Brasil
Tamaño de texto Aa Aa

Los primeros aviones con médicos cubanos están despegando desde el aeropuerto de Brasilia. Antes de que acabe el año, 8.500 abandonarán Brasil debido a unas polémicas declaraciones de Jair Bolsonaro.

Cargando televisiones y hasta colchones, los médicos llegan al aeropuerto. Muchos de ellos han estado durante años en el país, atendiendo, sobre todo, a pacientes de las zonas más pobres, desde habitantes de las favelas a indígenas de regiones remotas.

La mayoría rechaza hablar con la prensa. Los que lo hacen es para lamentar su partida y expresar su cariño a los brasileños.

"Creo que es una lástima para los brasileños, sobre todo los pobres. Van a echar de menos a los 8500 médicos cubanos que se están yendo", dice el médico Johendri Veira.

Otro expresa su "satisfacción de haber cumplido nuestro propósito en Brasil, que fue llegar a cada corazón de cada persona que pasó por nuestra consulta. Un gran abrazo y gracias a todos vosotros", dice con cariño.

"Nuestro propósito era llegar a cada corazón de cada persona que pasó por nuestra consulta" dice este médico cubano

Bolsonaro dijo que los médicos cubanos era 'esclavos' de una 'dictadura'

Cuba ordenó la repatriación de los 8.500 médicos que trabajaban en Brasil en el marco del acuerdo 'Más Médicos', después de que el presidente electo, el ultraderechista Jair Bolsonaro, los calificara de 'esclavos' que servían para financiar una 'dictadura'.

Bolsonaro dijo en un tuit que, para seguir en el país, esos médicos debían, entre otras cosas, recibir su sueldo íntegro, pues solo reciben el 30 % y el resto va destinado al gobierno de la Habana.

Cuba pierde una importante fuente de ingresos

Para Cuba, el fin del programa supone la pérdida de una importante fuente de ingresos. De hecho, los médicos cubanos que trabajan en 67 países son la principal fuente de divisas de Cuba. Su trabajo aporta cada año a la isla unos 11 millones de dólares, más que el turismo y los fondos enviados a sus familias por los cubanos en el extranjero.

Brasil, entretanto, trata de buscar sustitutos para estos médicos. Ya hay 3500 candidatos, pero la inmensa mayoría rechaza trabajar en las zonas conflictivas, empobrecidas y lejanas que atendían los cubanos.