Última hora

Última hora

Un club de fútbol irlandés da por muerto a uno de sus futbolistas, que estaba sano y salvo en España

Leyendo ahora:

Un club de fútbol irlandés da por muerto a uno de sus futbolistas, que estaba sano y salvo en España

Un club de fútbol irlandés da por muerto a uno de sus futbolistas, que estaba sano y salvo en España
Tamaño de texto Aa Aa

En el mundo del fútbol habíamos visto prácticamente de todo pero no se recuerda nada parecido a lo que ocurrió el pasado fin de semana en Irlanda.

La historia tiene como protagonistas al Ballybrack FC y al español Fernando Nuno La Fuente. El club dublinés informó el viernes a la Liga Senior de Leinster de la muerte del futbolista, confirmando que había fallecido en un accidente automovilístico de camino a su casa la noche anterior.

Su encuentro del sábado contra el Arklow Town fue suspendido y se decidió que en el resto de partidos de la jornada los jugadores portasen sendos brazaletes negros y se brindasde un minuto de silencio en honor al futbolista español.

La respuesta de los aficionados no se hizo esperar. En cuanto se conoció la trágica nueva, las redes sociales comenzaron a echar humo con mensajes de condolencia para los familiares y amigos de Fernando Nuno.

No estaba muerto, estaba en España

La noticia no pasaría a la primera plana de los periódicos internacionales si no fuese porque no estaba muerto. El futbolista estaba en España.

En cuanto se conoció la verdad, la liga emitió una declaración en la que reconocía haber actuado "de buena fe".

"Cuando un representante dle Ballybrack FC nos notificó la muerte del jugador, inmediatamente les dimos nuestro más sentido pésame. Luego compartimos la triste noticia con todos los demás clubes de la LSL para que ofrecieran sus condolencias de manera particular", decía la declaración. "Nos alegra saber que el futbolista goza de buena salud y ha regresado a su España natal".

La liga confirmó más tarde que se había abierto una investigación y que trataría el tema a través de "procedimientos disciplinarios internos".

"Un grave error de juicio"

En una declaración publicada en Facebook, el Ballybrack FC afirmó que el incidente fue "un grave error de juicio", confirmando que la persona implicada había sido "relevada de todas sus obligaciones futbolísticas".

"El grave e inaceptable error estuvo completamente fuera de lugar y fue cometido por una persona que ha estado experimentando graves dificultades personales sin que ningún miembro del club lo supiera", sostuvo la entidad.

"El club ha contactado con Fernando para confirmar su paradero, su bienestar, y él y su entorno están agradecidos por nuestras disculpas".