Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Las trufas desaparecerán por el cambio climático, según un nuevo estudio

Las trufas desaparecerán por el cambio climático, según un nuevo estudio
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Los boletos, las morillas (colmenillas), los rebozuelos (cantharellus cibarius).. son preciados tipos de hongos para los mejores chefs del mundo. Sin embargo, ninguno de ellos es tan bueno como la trufa.

Pero esto podría acabar muy pronto, ya que científicos británicos advierten que el preciado ingrediente podría ser convertirse en tan solo un recuerdo debido al cambio climático.

El informe constata que la producción de trufa podría desaparecer casi por completo a finales de siglo a causa de la sequía y de la subida de las temperaturas.

La trufa negra es una variedad muy cara. Un kilo de este hongo se eleva a más de 1 100 euros. A menudo se negocian en subastas internacionales a precios que hacen daño a la vista.

Se trata de un ingrediente poco común y difícil de encontrar. Los agricultores pasan días buscándolas y hasta usan perros para olfatearlas.

Las trufas comienzan a formarse a finales del invierno, se desarrollan en verano y se cosechan el próximo invierno. Crecen dentro de las raíces de las plantas y atraen la humedad hacia abajo. Necesitan los minerales apropiados y no les gusta la acidez. Mientras la planta le da azúcares, ella le da nutrientes, por lo que crece solo cuando las condiciones son perfectas.

"Necesita buenos niveles de humedad del suelo para poder crecer. Así que con el cambio climático vamos a tener mucha menos humedad en el suelo, menos precipitaciones y temperaturas más altas", explica Paul Thomas, científico de la Universidad de Stirling.

Incluso en el mejor de los escenarios, los científicos observaron una caída de la producción de más del 70% en Francia, España e Italia.

25% de las trufas negras de todo el mundo crecen en la región de Teruel en España. En el año 2014-2015, la producción fue de unas 40 toneladas.

A medida que el calentamiento global vaya afectando al medioambiente, estas delicias gastronómicas se volverán aún más caras.