Última hora

Última hora

Frontera anglo-escocesa: los habitantes temen por su futuro tras el Brexit

Leyendo ahora:

Frontera anglo-escocesa: los habitantes temen por su futuro tras el Brexit

Frontera anglo-escocesa: los habitantes temen por su futuro tras el Brexit
Tamaño de texto Aa Aa

Bryan Carter: "Mi viaje a las fronteras del Reino Unido me lleva a unos pocos kilómetros de Escocia, a la ciudad inglesa de Carlisle, donde la gente no es más acogedora que el tiempo. El freno a la migración ha sido uno de los mensajes para votar el abandono de la Unión Europea, así que decidí ver por mí mismo el impacto del Brexit en las comunidades migrantes británicas."

De origen polaco, Paulina ha vivido en Gran Bretaña durante 14 años. Ahora está preocupada por el futuro.

Paulina: "No sé, para ser honesta, estoy preocupada...como todo el mundo. Si le preguntas a cualquiera de la Unión Europea, todo el mundo te dará la misma respuesta. Pagamos impuestos, pagamos todo. Espero que todo vaya bien y que la ley sea la misma para todos. Crucemos los dedos"

Acha, una clienta de Paulina, nació en Escocia y fue educada por padres polacos. También está preocupada sobre las consecuencias del Brexit para su comunidad.

Acha: "Todos están preocupados por la situación aquí, pero también muchos han vuelto a sus países, lo que es bueno en cierta manera: han vuelto allí donde están sus raíces. Pero por otro lado es una pena porque que han dado mucho a este país. Además tienen una buena reputación en cuanto a su ética de trabajo, que es fantástica, lo que me hace sentirme orgullosa."

Es hora de irse de Carlisle y tomar el tren rumbo al norte para cruzar la frontera.

Bryan Carter: Me dirijo a Escocia, el país de los lagos. La razón que me trae hasta aquí es, obviamente, porque en el referéndum de 2016, los escoceses votaron de manera abrumadora quedarse en la Unión Europea: el 62%. Así que tengo muchas ganas de ir allí y hablar con los que quieren quedarse para ver qué piensan del Brexit y cuál es la dirección que está tomando su país.

Minutos más tarde conocí a Neil, un escocés de 40 años que trabaja en la publicidad. Él quiere quedarse en la UE y se siente muy desilusionado con todo el proceso del Brexit.

Neil: No pinta nada bien...además parece que a cada etapa va a haber una nueva dificultad. Para mí es realmente frustrante, porque ahora estoy en un punto en el que no sé si realmente me importan las condiciones del acuerdo del Brexit. Solo quiero que haya un acuerdo porque llevamos mucho tiempo esperando. Desde mi punto de vista, está estrangulando la economía. Incluso en mi campo de trabajo, notamos que algunas marcas no quieren gastar dinero porque todo el mundo está tratando de averiguar qué nos deparará el futuro.

Bryan Carter: Finalmente llego a Escocia, donde visitaré las comunidades rurales. Allí la incertidumbre del Brexit amenaza puestos de trabajo.

Graham: Mi nombre es Graham Ray. Soy agricultor independiente, nacido y criado en Kirkpatrick-Fleming, suroeste de Escocia.

Graham, que ha estado en la agricultura durante casi medio siglo, tiene una opinión bastante directa sobre la gente que dirige el país en Westminster.

Graham: Sinceramente, he oído a algunos niños hablar con más sentido común. Cuando ves el programa del parlamento, son tonterías. La manera en la que todos se comportan es increíblemente infantil. Nunca va a haber un acuerdo del Brexit con el que todos estén conformes. Por eso el voto fue tan ajustado. Nunca va a haber un acuerdo que plazca a todos pero tenemos que aceptarlo ahora, y seguir adelante.

Como la mayoría de la gente que conocí en el Reino Unido, Graham piensa que se ha malgastado demasiado tiempo en las negociaciones.

Graham: La amenaza de un "no-Brexit" y la amenaza de otros dos años de incertidumbre y lucha en vez de dirigir el país de manera adecuada va a causar más problemas. Tomamos una decisión en el referéndum así que no es necesario votar de nuevo.

Bryan Carter: Mi viaje acaba en la frontera entre Inglaterra y Escocia. Dos naciones con un pasado difícil, que han construido puentes pese a sus diferencias. Una historia común conmemorada en estas estructuras rocosas artificiales, llamadas Cairns.

Monumentos como este se pueden encontrar a lo largo de la frontera anglo-escocesa. Son testimonios directos del Reino Unido. Sin embargo, si hablamos de Brexit, no encontramos esa unidad.

Todavía hay mucha incertidumbre, miedo y desinterés sobre el proceso del divorcio. Queda por ver si estas divisiones pueden superarse o no después del Brexit, si este se produce, o si los problemas se repetirán en toda Europa.