Última hora

Última hora

La fiesta de los seguidores del River Plate acabó como el rosario de la aurora en Buenos Aires

La fiesta de los seguidores del River Plate acabó como el rosario de la aurora en Buenos Aires
@ Copyright :
Reuters/Paul Hanna
Tamaño de texto Aa Aa

Lunes de resaca futbolera para muchos argentinos a uno y otro lado del Atlántico tras la victoria del River Plate por 3 goles a 1 frente al Boca Juniors en la final de la Copa Libertadores, un partido que se jugó en el Santiago Bernabeu, en Madrid, tras ser suspendido en Argentina debido a la violencia de las hinchadas de ambos equipos.

Pero como en fútbol la distancia no es el olvido, el derbi boanerense se vivió con pasión:

"Estoy increiblemente feliz, no lo puedo creer. Realmente no lo puedo creer. Vamos River", clamaba un seguidor junto a un grupo de amigos en un bar de Buenos Aires.

Tampoco lo podía creer la hinchada del Boca Juniors, que empezó ganando, pero el River le dio la vuelta al partido en la prórroga.

"Estoy decepcionado. Por los cambios más, que nada, por el error del técnico. Estoy muy decepcionado por eso".

La fiesta de los seguidores del River Plate terminó con el rosario de la aurora. La policía desalojó el Obelisco de Buenos Aires después de que algunos de los congregados lanzaran piedras y objetos contra los agentes: hubo una veintena de detenidos, que después fueron liberados, y varios polías heridos de diversa consideración.