Última hora

Última hora

Se cumplen cuatro meses del derrumbe del puente Morandi

Se cumplen cuatro meses del derrumbe del puente Morandi
Tamaño de texto Aa Aa

Solo desde arriba puede verse la magnitud de lo que ocurrió en el puente Morandi, hace ya cuatro meses. 43 personas perdieron la vida después de que una sección del viaducto se desplomara y una docena de vehículos cayeran más de 50 metros.

El resto de la infraestructura continúa ahí, en medio de un silencio inquietante.

Cada vez que Iris Bonacci, profesora de 55 años, vuelve a la Via Porro, se promete a sí misma que será la última. Allí está su hogar, en el que invirtió todos los ahorros de su vida y que tuvo que dejar apresuradamente.

"Mi casa está ahí. Es el edificio gris, el de detrás del rojo, debajo del puente", indica. "Siento dolor, rabia, tristeza, amor por la casa. Cuando pienso que está en pie y que va a ser destruida... es algo que psicológicamente no acepto".

Giorgia Orlandi, Euronews: "La zona de riesgo va desde la parte este a la oeste del puente Morandi. Cerca de 300 familias que vivían debajo han tenido que dejar sus hogares.

El alcalde de Génova y comisario de reconstrucción, Marco Bucci, ha anunciado que quiere comenzar la demolición en los próximos días. Quiere cumplir con la promesa que hizo y tener un nuevo puente en funcionamiento para finales del año que viene.

Los investigadores, mientras, continúan recogiendo pruebas para establecer cuál fue la causa del colapso del puente y dicen que necesitan más tiempo".

Para el teniente de alcalde de Génova, Stefano Ballear, la demolición y la reconstrucción son ahora la prioridad:

"Espero que podamos empezar a construir el nuevo puente antes de marzo. Necesitamos acelerar la reconstrucción".

Las familias desplazadas como la de Iris solo han tenido tres ocasiones, de dos horas cada una, para entrar en los que eran sus hogares a recuperar sus pertenencias.

"Cogí algunos folletos que me recuerdan a mi lugar de origen, Calabria. También algunos objetos raros, todos lo hicimos. El psicólogo explicó que es una forma de aferrarnos a nuestra vida. Cuando ves escrito en papel, en blanco y negro, primera visita, segunda visita y después la última, tercera visita, es cuando te das cuenta que una parte de tu vida ha acabado", explicaba Iris.

Pero hay algo que Iris mantendrá por siempre, más allá de esta Navidad: el recuerdo de esas 43 personas que perdieron la vida el 14 de agosto de este año.

Giorgia Orlandi