Última hora

Última hora

Día Internacional de las Migraciones ¿Y después?

Día Internacional de las Migraciones ¿Y después?
Tamaño de texto Aa Aa

En el Día Internacional del Migrante, Naciones Unidas ha hecho públicas una serie de cifras y algunas son escalofriantes.

En 2018, más de 3.400 personas han perdido la vida buscando un nuevo destino y entre ellas, 2.000 han muerto tratando de llegar a Europa.

Según la ONU, el fenómeno de la migración continuará, porque los factores que lo provocan siguen ahí.

"Los desastres naturales y las enfermedades, como el ébola en algunos lugares de África, obligan a más y más personas a migrar", afirma António Vitorino, Director General de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). "La guerra, el cambio climático, la demografía y la brecha cada vez mayor entre los que tienen y no los que no tienen, contribuyen a que la humanidad vea la migración como un medio para garantizar la seguridad y el bienestar de las personas, las familias y las comunidades."

En la actualidad hay 258 millones de migrantes en el mundo, lo que representa el 3,4% de la población. Si bien hay que tener en cuenta que en esta cifra se incluyen niños y estudiantes.

La mayoría circulan entre Asia, África y América del Sur, y solo un tercio viven en Europa.

Otro dato del informe muestra que muchos viven indocumentados, y que las causas son diversas, siendo las mujeres especialmente vulnerables.

"Los migrantes que se vuelven indocumentados no suelen hacerlo por voluntad propia", explica Michele LeVoy, Directora de la Plataforma para la Cooperación Internacional sobre Migrantes Indocumentados (PICUM). "Por ejemplo, las mujeres que obtienen los papeles por su vínculo con el cónyuge o con la personas que las emplea, a menudo en el hogar, pueden sufrir violencia de género y perder su estatus".

Para hacer frente a esta situación, 164 países han firmado el llamado Pacto de Marrakech. Y ahora toca implementarlo. "Los gobiernos van a tener que desarrollar planes de acción a nivel nacional. Y para ello deben apoyarse en la sociedad civil, en los sindicatos, las regiones y los municipios", afirma LeVoy.

Cabe recordar que seis países de la Unión Europea se han negado a firmar el acuerdo. Se trata de Austria, Bulgaria, Hungría, Polonia, Eslovaquia y la República Checa. Y otros, como Bélgica o Italia, podrían tener problemas para ratificarlo a nivel parlamentario.